Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

REUNION DE LA EJECUTIVA

El PD italiano salva su unidad al acordar un 'no' unánime a negociar un Gobierno

La Ejecutiva del partido cierra filas y decide no dialogar con los indignados del M5S, lo que supone una victoria en el seno de la formación socialdemócrata del exprimer ministro Matteo Renzi

EL PERIÓDICO
03/05/2018

 

El Partido Democrático (PD) italiano ha decido este jueves no participar en ninguna negociación para formar Gobierno, lo que supone una victoria en el seno de la formación socialdemócrata del exprimer ministro, Matteo Renzi, partidario de no pactar ni con el Movimiento 5 Estrellas (M5S) -que fue el partido más votado en las generales delvpasado marzo- ni con la coalición de centroderecha, que lidera la xenófoba y euroescéptica Liga (antigua Liga Norte), de Matteo Salvini. La decisión la ha tomado por unanimidad la Ejecutiva del partido, formada por 214 delegados que han envitado, al menos por ahora, una posible escisión, como no pocos auguraban.

La Ejecutiva ha ratificado además como líder interino de la formación a Maurizio Martina, en un gesto de distensión que parecen haber puesto fin a varios días de ataques cruzados entre los dirigentes de la formación. Martina permanecerá en el cargo hasta que se celebre la Asamblea General del partido, en la que se decidirá el futuro máximo dirigente del PD. 

La reunión de la Ejecutiva venía precedida por la clara posición de Renzi, que el pasado domingo volvió a reiterar de forma contundente su "no" a un posible acuerdo con el M5S, una actitud que sus detractores internos interpretaron como un nuevo gesto de soberbia de un político herido que se resiste a abandonar el poder.  “Ha quedado clara nuestra posición. Hemos dicho ‘no’ a un acuerdo con el M5S o con el centroderecha”, ha afirmado un sonriente Lorenzo Guerini, uno de los delegados que participaron en la reunión. “La Asamblea se celebrará probablemente este mismo mes de mayo”, ha añadido Guerini, a la salida del encuentro, que ha durado más de cuatro horas en la sede del PD en vía Sant'Andrea delle Fratte. “O optábamos por la unidad o la vida del PD se ponía en riesgo”, comentaron otros.

Ha sido el propio Renzi quien en la reunión de hoy ha mostrado primero la bandera blanca. El exlíder del PD -partido que perdió en marzo siete puntos respecto a las elecciones de 2013, lo que forzó la dimisión de Renzi- delegó a media tarde su intervención a Martina y después apoyó el informe presentado por el dirigente interino, partidario también del 'no'. El pacto con los 'grillitos' es “un capítulo cerrado”, adelantó Martina poco antes de empezar la reunión.

Jornadas de confrontación
Después de estas jornadas de confrontación, el PD supera así una crisis que en realidad empezó hace 5 años. Los tiempos duros para este partido tuvieron su origen en 2013, cuando Pierluigi Bersani, entonces líder de la formación, ganó las elecciones políticas celebradas aquel año, sin lograr una mayoría suficiente para gobernar, como ahora le ha ocurrido al M5S. Desde entonces, el PD ha sabido como tirar adelante para gobernar Italia, pero lo ha hecho aliándose con socios a los que antes había criticado virulentamente. Entre ellos estaba también el polémico Silvio Berlusconi, con el que luego el PD rompió, para quedarse en el poder con algunos de los antiguos discípulos del 'Il Cavaliere'. El banderín de enganche de la justicia social y de las reformas necesarias para modernizar a Italia, con el que Renzi y los suyos pretendían ganar apoyos, no funcionó. La factura el PD la pagó finalmente el pasado mes de marzo, con una terrible derrota electoral.

La división se ha logrado salvar ‘in extremis’, aunque no se puede descartar una nueva guerra fratricida en las próximas semanas. Los mensajes enviados por unas y otras corrientes del PD antes de la Ejecutiva hacen presagiar un camino todavía difíficl y de cuesta arriba para reconstruir los consensos perdidos. “Matteo (Renzi) nos pide unidad pero es el primero que divide el PD”, decía el miércoles un furioso Martina. “Nos ha deslegitimado”, añadía, después de que el antiguo líder de la formación expresara su ‘niet’ a pactar con el partido fundado en 2009 por el cómico Beppe Grillo y el empresario informático Gianroberto Casaleggio y que hoy lidera Luigi Di Maio, de 31 años. 

“Italia y los italianos necesitan un Gobierno. Basta de personalismos”, llegó a decir Leoluca Orlando, el alcalde de Palermo, haciéndose eco de un sentir común en el ala de la formación que sostiene que el PD debería negociar con el M5S. En este escenario, con la Liga y el M5S también encallados e incapaces de pactar acuerdo alguno, Italia podría quedarse sin un nuevo Gobierno incluso hasta 2019, según decían en estos días los analistas mejor informados. 

Mattarella prepara con nuevas consultas
El presidente italiano Sergio Mattarella ha optado este jueves por convocar una nueva ronda de consultas para intentar que Italia tenga un nuevo Gobierno lo antes posible. La fecha del inicio de estas nuevas consultas, las terceras desde las elecciones generales del pasado mes de marzo, ha sido fijada para el próximo lunes 7 de mayo. El anuncio, sin embargo, ha sido interpretado —por los analistas italianos— como una maniobra más del presidente para ganar otra vez más tiempo, frente a una situación que cada vez parece más un callejón sin salida.Inicio del texto del despiece texto resaltado del despiece, y resto del texto del despiece.