Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

BROTE DE SIDA

Un pediatra, sospechoso de infectar de VIH a más de 400 niños en Pakistán

El doctor está detenido y acusado de negligencia médica por reutilizar jeringuillas infectadas del virus. "Maldigo al médico que causó la infección de todos estos niños", expresa la madre de una menor seropositiva

MARINA SARDIÑA / AGENCIAS
22/05/2019

 

Decenas de niños y bebés están infectados por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) en una pequeña localidad de Pakistán, en la provincia meridional de Sindh. El pasado 25 de abril saltaron todas las alarmas sobre un brote de VIH cuando, tras analizar a 15.200 personas residentes en el pobre vecindario de Larkana, se detectaron cerca de 500 afectados por el virus, entre ellos 434 niños. 

Una campaña masiva de detección del VIH desveló que "más de 400 niños y  un centenar de adultos daban positivo", según el jefe provincial del programa de control del VIH, Sikandar Memon. Las edades de los niños infectados van desde los 2 meses hasta los 8 años, lo que ha causado una gran conmoción en el país al tratarse de menores. 

El primer aviso llegó después de que un pediatra de la localidad, el doctor Muzaffar Ghangharo, fuera denunciado por negligencia médica por usar una jeringa infectada en numerosas ocasiones. La policía paquistaní arrestó el 27 de abril al pediatra tras las denuncias de varios vecinos.

EL MÉDICO LO NIEGA

El doctor ha negado ser el responsable del brote, aunque se ha descubierto que también está infectado por el VIH, y lo están investigando para aclarar lo sucedido. "El pediatra dijo que no sabía que era seropositivo -algo que se le detectó después de ser arrestado- y que es impensable para un médico reutilizar una jeringuilla", según ha explicado el oficial de policía de la localidad, Waseem Somro. 

"Se ha convertido en un asunto muy serio, ya que se trata de un alto número de infectados y parece ser que se propagó únicamente por una negligencia, por lo que los implicados deben ser castigados de manera contundente", ha sentenciado Memon.

Equipos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de un hospital de la capital regional, Karachi, se han desplazado hasta el pueblo para conocer las causas de la infección, "pero hay un 60% de posibilidades de que se propagara debido a la reutilización de una jeringuilla", según Memon. 

"ESTAMOS INDEFENSOS"

Fatima Emaan, una niña de 16 meses, fue la primera paciente infectada. "Su caso es solo la punta del iceberg", ha dicho el doctor local, Imran Akbar, a The Guardian. "Maldigo al médico que causó la infección de todos estos niños", ha expresado la madre de la pequeña, Nisar Ahmed. Los padres de la menor también acusan al deficiente sistema de salud del país: "Las condiciones sanitarias aquí son patéticas".

Mientras la investigación sigue en curso, la indignación e incertidumbre de las familias paquistanís aumenta, como lo hacen los nuevos casos de infectados. "Estamos indefensos. Tengo otros hijos y temo que puedan contraer la enfermedad ", ha dicho a la agencia de noticias AFP una madre cuya hija recientemente dio positivo del virus. "Por favor, envíe algunos medicamentos para nuestros niños para que puedan curarse. Si no, todos nuestros hijos morirán, ¿verdad?", reclama la madre. 

600.000 FALSOS MÉDICOS

Fehmida Khan, asesora de apoyo a la comunidad del programa de ONUSIDA para Pakistán y Afganistán, ha explicado que "debido a los cientos de diagnósticos desde abril, es imposible culpar a un solo individuo, sino que también pueden estar implicados otros doctores y curanderos", dice Khan. "Según datos gubernamentales, unos 600.000 falsos médicos están activos y se estima que 270.000 ejercen en la provincia de Sindh", declara la agencia ONUSIDA. 

Además, incluso si el personal médico desecha las agujas, todavía hay riesgos, ya que "durante la investigación, también descubrimos personas que reenvasaban jeringas usadas y las vendían a médicos", dice Minhaj Kidwai, director de la Comisión de Atención Médica de Sindh, un grupo independiente financiado por el Gobierno de Islamabad que cree que el brote es el resultado de "jeringas contaminadas que se reutilizaban para inyecciones en niños y transfusiones de sangre no examinadas". 

Pakistán, el sexto país más habitado del mundo -con una población de 207 millones-, tiene unos 150.000 infectados con VIH, de los cuales 3.500 son menores de 14 años, de acuerdo con datos de la ONU del 2017, que aclara que en el último año se habían infectado 20.000 personas, el número más alto desde que comenzaron a contabilizar los casos en 1990.