Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ELECCIONES EN ITALIA

Pietro Grasso encabeza un partido "para los que se quedaron atrás en la sociedad"

El presidente del Senado y candidato de "Libres e Iguales" dice que quiere dar "una casa nueva a quien no se siente representado"

ROSSEND DOMÈNECH
27/02/2018

 

"Nos toca a nosotros dar una nueva casa (partido) a quien no se siente representado", dice Pietro Grasso, de 73 años. Cinco años atrás era el magistrado punta en la lucha contra las mafias, de allí pasó a ser presidente del Senado y para las elecciones del domingo es el candidato a primer ministro por Libres e Iguales (LeU), que reúne a los disidentes del Partido Demócrata (PD). La "casa" a la que alude Grasso es "la de quienes se han quedado atrás en la sociedad".

Al aceptar el liderazgo de la nueva formación de la izquierda, dijo: "Hemos recogido una bandera que estaba por los suelos, pisoteada". Roberto Speranza, uno de los líderes progresistas que se ha pasado a LeU, ha explicado que los del PD "han traicionado un sistema de valores y han provocado una fractura en la sociedad".

La formación dice inspirarse en Antono Gramsci, como por otra parte todos los partidos de la izquierda italiana, y está abierta a católicos, ambientalistas y voluntariado. A quienes les quieren hacen ver que el abanico político ya está ocupado en todas sus versiones, responden que "las propuestas políticas sobre la mesa no satisfacen a los italianos: Berlusconi vuelve después de 20 años (de gobierno), Renzi ha traicionado los valores del centroizquierda y (Beppe) Grillo es incapaz de transformar la rabia (de los indignados) en propuesta".