+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ESCÁNDALO SEXUAL EN ALEMANIA

La policía de Colonia asegura que hubo refugiados entre los agresores a mujeres

Los agentes controlaron en Nochevieja a un centenar de hombres que pedían asilo. La mayoría de las agresiones fueron abusos sexuales y no hurtos

 

Un grupo de gente camina frente a la estación de tren de Colonia. - REUTERS / WOLFGANG RATTAY

CARLES PLANAS BOU
08/01/2016

Van apareciendo detalles sobre los masivos abusos sexuales que se perpetraron en Colonia la pasada Nochevieja. Una semana después de los sucesos las autoridades de la ciudad del oeste de Alemania ha asegurado que “la mayoría” de los agresores podrían ser refugiadosque “acababan de llegar para pedir asilo”. De esa manera, la policía ha querido desmentir rotundamente que no tenía indicios sobre los autores de los ataques y hurtos.

A pesar de que aún no se ha detenido a nadie relacionado con lasagresiones, las autoridades han apuntado al diario ‘Welt am Sonntag’ que durante la noche del 31 de diciembre se controlaron a un grupo de un centenar de hombres, la mayoría de los cuales eran sirios. “Soy sirio. La señora Merkel me ha invitado, tenéis que tratarme bien”, exclamó uno de los retenidos por la policía según apunta un informe confidencial que publicó el rotativo ‘Spiegel Online’.

La policía de Colonia también ha remarcado que del centenar dehombres que se controló 11 de ellos pasaron a ser retenidos en custodia y se presentaron hasta 32 cargos criminales. Las informaciones publicadas vinculaban a los agresores con gente joven del norte de África, concretamente con un grupo ya conocido por las autoridades de la ciudad por haber protagonizado algunos delitos durante el año pasado.

Los nuevos informes policiales también desmienten otra de las informaciones publicadas hasta ahora en las que se decía que los principales ataques fueron hurtos y que los abusos sexuales solo se produjeron de forma accidental. “Fue al revés. Principalmente los atacantes árabes rodeaban a su víctima, una mujer, se acercaban y la molestaban”, remarca. Este informe contradice la primera versión que el jefe de la policía, Wolfgang Albers, comunicó el pasado 2 de enero.