+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

OPERACIÓN EN ITALIA

La policía italiana desmantela una banda que traficaba con inmigrantes

En total se han detenido a 38 personas, todas africanas excepto un italiano, que gestionaban la entrada ilegal de sinpapeles desde África a Europa

 

Uno de los supuestos traficantes de personas detenido por la policía italiana. - REUTERS

ROSSEND DOMÈNECH
04/07/2016

La policía itailana ha desarticulado una organización que se dedicaba supuestamente a traficar con inmigrantes y ha detenido a 38 personas: 25 eritreos, 12 etíopes y un italiano. Según la Fiscalía de Palermo, el grupo gestionaba todo el viaje, desde el trayecto por África hasta, una vez en territorio italiano, por la Unión Europea.

El dispositivo policial, conocido como “operación Glauco 3” (monstruo del mar en la mitología griega), ha sido puesto en marcha en varias ciudades del país gracias a las relevaciones del eritreo Nuredin Wehabrebi Atta, detenido en 2014, actual colaborador de la justícia y primer inmigrante admitido en un programa de protección de testigos.

Atta ha explicado a los investigadores que ha decidido colaborar con la policía porque “ha habido demasiadas muertes en el mar”. El testigo ha dado todo tipo de detalles sobre el grupo criminal.

En las ciudades italiana de Palermo y Agrigento, la organización tenía a dos grupos, encargados de "acoger” a los que inmigrantes que habían logrado llegar con vida de la larga travesía.

En Palermo la organización contaba con almacenes donde eran concentrados los inmigrantes listos para partir hacia Alemania, Dinamarca, Suecia y el Reino Unido. Era entonces cuando los traficantes contactaban con las familias de los sin papeles en sus paises de origen a los que informaban de la cantidad de dinero que tenían que pagar por el segundo tramo, el europeo.

TRÁFICO DE ÓRGANOS


"Los que no podían pagar eran entregados a egipcios que les mataban para sacarles los órganos y revenderlos en El Cairo por unos 15 mil euros”, ha revelado Atta. Según afirman algunos medios italianos, las revelaciones del eritreo podrían explicar la desaparición en Italia de centenares de menores que, una vez desembarcados, no se supo nada más de ellos.

La organización ofrecía a los inmigrantes documentos falsos al precio de unos 10.000 euros. El centro financiero de la organización se encontraba en una perfumería de Via Volturno, a pocos metros de la estación central de Roma. Las cámaras ocultas en la tienda han permitido comprobar que cada sábado llegaban allí unos 300 mil euros, traídos por una persona que se hacía llamar Salomón, propietario del comercio.