Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PROTESTAS EN NICARAGUA

La polícia nicaragüense toma el control de la ciudad rebelde de Masaya

Paramilitares y grupos armados irregulares se suman a las fuerzas de seguridad para destruir las barricadas en unos choques que se saldan con 2 muertos

EL PERIÓDICO
18/07/2018

 

La policía ha tomado el control del barrio de Monimbo en Masaya, ciudad símbolo de las protestas en Nicaragua, después de violentos enfrentamientos con los manifestantes. Ha habido al menos dos muertos. "Hoy por Monimbo, barrio de Masaya, es posible encontrar las carreteras libres de los bloques [barricadas] y la gente se puede mover sin dificultad" ha declarado el Gobierno nicaragüense en su pagina web. 

"Hoy este barrio histórico celebra su libertad, tras haber sido sitiado por los terroristas financiados por la derecha golpista", ha añadido el Ejecutivo de Daniel Ortega. Después de unas horas de combate y de "un uso exagerado de la fuerza" contra los manifestantes, tanto la policía como los grupos armados irregulares han tomado el control total de la ciudad, ha dicho Alvaro Leiva, director de la Asociación Nicaragüense para los Derechos Humanos (ANPDH). 

Incursiones de la policía
Unos mil hombres de la policía antidisturbios y paramilitares fuertemente armados a bordo de unas cuarenta camionetas entraron por la mañana en Masaya, a unos 30 kilómetros de la capital, Managua. Los residentes de Monimbo habían levantado barricadas por las calles de su barrio para defenderse de las incursiones de la policía ya en abril, cuando empezaron las protestas por todo el país en contra del gobierno del presidente Ortega. 

Ex-guerrillero de 72 años, Ortega está en el poder en Nicaragua desde el 2007, después de haberlo dirigido previamente entre 1979 y 1990.  Nicaragua es uno de los países más pobres de América Central y desde hace tres meses sufre las violencias que ya dejaron más de 280 muertos y unos 2.000 heridos.