Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

POLÉMICA EN INTERNET

Un policía tira al suelo e inmoviliza a un niño de 10 años

Las autoridades de Athens, EEUU, han abierto una investigación tras el revuelo suscitado por el vídeo

LUIS BENAVIDES
26/07/2018

 

El cuerpo de policía de Athens-Clark County, EEUU, ha compartido en su página de Facebook un vídeo de apenas cinco minutos en el que un niño de 10 años acaba siendo derribado por un policía estadounidense. El pequeño estaba visiblemente alterado por el arresto de su padre, acusado de malos tratos, y empujó a un agente en un momento de máxima tensión.

La respuesta del policía fue inmediata y contundente. El niño acabó inmovilizado en el suelo boca abajo. En las imágenes se puede escuchar como el resto de la familia intentaba mediar sin éxito. "¡Apártense, apártense", exclama en varias ocasiones un policía a tres mujeres que intentan separarles. "¡No hagas esto! ¡Cálmate!”, le repetía el agente al menor. “Lo siento”, respondía el niño, estirado con las manos por detrás del cuerpo.

Finalmente, el niño, algo más relajado, pero entre sollozos, pudo despedirse de su padre, que ya estaba sentado en la parte trasera del coche patrulla. "¿Cuando saldrás? Te quiero", le espetó a su progenitor, enmudecido, sin respuestas para su pequeño.

Transparencia policial 
Los hechos sucedieron el pasado viernes en Athens, en el estado de Georgia, y las autoridades locales han abierto una investigación para esclarecer los hechos.

Las imágenes fueron captadas por la cámara de seguridad de uno de los agentes y este vídeo -circulan otros, en su mayoría resúmenes incompletos de la espantosa escena- acumula más de 362.000 de reproducciones y numerosos comentarios de personas indignadas tanto con los agentes como con el resto de familiares por no intentar tranquilizar al menor.