+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS POLÍTICA

El primer ministro del Líbano dimite tras la imposibilidad de consensuar un Gobierno

La renuncia de Mustafá Adib pone en peligro la recepción de ayudas internacionales

 

El primer ministro libanés, Mustapha Adib, en la comparecencia donde renuncia a su cargo. - MOHAMED AZAKIR (REUTERS)

ANDREA LÓPEZ TOMÀS
26/09/2020

La renuncia del ya exprimer ministro Mustafá Adib enturbia la deriva política del Líbano. Tras casi un mes de negociaciones, el encargado de formar Gobierno ha abandonado sus intenciones de crear un Gabinete no partidista por la ausencia del consenso inicial que llevó a su nombramiento el pasado 31 de agosto. Su dimisión pone en peligro la recepción de las ayudas internacionales promovidas por Francia para combatir la deplorable situación económica en la que se encuentra el país de los cedros.

"A medida que los esfuerzos para formar Gobierno llegaban a sus últimas etapas se me hizo evidente que el consenso sobre el que acepté está misión nacional en esta difícil circunstancia de la historia del Líbano ya no existe", ha dicho Adib en un mensaje televisado tras presentar su renuncia. La imposibilidad de formar Gobierno complica la puesta en marcha del proceso de reformas que requiere el país para recuperarse económicamente y limpiar su corrupto e ineficiente sistema político.

La intervención del presidente francés Emmanuel Macron a finales de agosto llevó a la nominación de Adib para formar un Gobierno no sectario. Según el plan de ruta francés, el Líbano debía implementar ciertas reformas contra la corrupción para poder recibir las ayudas internacionales que cubrieran las deudas y las pérdidas económicas sufridas tras la explosión del puerto de Beirut el pasado 4 de agosto. La comunidad internacional en una conferencia de donantes organizada por Macron acordó una ayuda de 253 millones de euros al Líbano tras aplicar las reformas pertinentes.

Reparto de ministros

"Hago hincapié en que esta iniciativa deba continuar", ha insistido en referencia al compromiso con el plan de Macron, al que se han unido otros líderes políticos sunís, chiitas y cristianos. Adib, un musulmán suní que hasta agosto era embajador en Alemania, le ha deseado suerte a su sucesor en la "difícil tarea" de formar Gobierno. Las autoridades políticas libanesas prometieron a París un nuevo Gabinete técnico a mitad de septiembre, pero los escollos surgieron cuando llegó el momento de nombrar a los diferentes ministros, sobretodo para la cartera de Finanzas.

En el Líbano, tanto la sociedad como el sistema político se divide en las 18 sectas religiosas que incluyen cristianos y musulmanes. Amal y Hizbulá, los dos principales partidos chiís en el Líbano, exigieron que fuera un chií el que ocupara el cargo de ministro de Finanzas como lleva ocurriendo desde el 2014. Tras varias negociaciones con ambos grupos, Adib, convencido de la necesidad de evitar el sectarismo en los nombramientos, fue incapaz de llegar a un acuerdo sobre cómo se escogería al ministro.

Actualmente más de la mitad de la población se encuentra bajo el umbral de la pobreza. Con la economía al borde del colapso, la explosión sufrida el pasado 4 de agosto en el puerto de Beirut que provocó casi 200 muertos devaluó aún más la libra libanesa en su peor crisis económica desde la guerra civil (1975 - 1990). La tragedia provocó la renuncia del exprimer ministro Hasán Diab el pasado 10 de agosto, tras apenas ocho meses en el poder.