+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ELECCIONES EN EL PAÍS AUSTRAL

Los primeros resultados apuntan a que el partido de Mandela conservaría el poder en Sudáfrica

El recuento parcial concede al Congreso Nacional Africano el 55% de los votos, con lo que bajaría de la cota del 60% que siempre había conseguido La participación baja casi 10 puntos respecto a los comicios celebrados en el 2014

 

Votantes hacen cola frente a un local electoral antes del cierre de la votación, este miércoles en Johannesburgo. - MIKE HUTCHINGS (REUTERS)

EFE
09/05/2019

Los primeros datos del recuento electoral en Sudáfrica apuntan a un nuevo triunfo del Congreso Nacional Africano (CNA), que, aunque perdería bastante apoyo respecto a otros comicios, conservaría la mayoría para mantener en el cargo al actual presidente, Cyril Ramaphosa.

Los datos dados a conocer hasta las 10.00 hora local (9.00 GMT) asignan al CNA, el partido que lideró Nelson Mandela, un 55% de los votos de las elecciones generales de ayer, si bien el resultado aún podría variar considerablemente durante esta jornada, en la que la Comisión Electoral Independiente (IEC) sudafricana espera completar hasta el 90% del escrutinio.

En este escenario, el principal beneficiado sería el principal partido de la oposición, la liberal Alianza Democrática (AD, centro), que bajo el liderazgo de Mmusi Maimane mejoraría sus datos hasta quedarse con el 26% de los votos. El tercer partido más importante del país, los Luchadores por la Libertad Económica (EFF, por sus siglas en inglés) se anotaría un 9% de los votos.

Esto supone también un aumento de las cifras de la extrema izquierda respecto a los comicios generales del 2014, pero EFF se quedaría bastante por debajo del crecimiento que le vaticinaban los sondeos y de los deseos del líder del bloque, Julius Malema.

CAÍDA DE LA PARTICIPACIÓN

La IEC también ha difundido que la cifra de participación fue del 64,49 %, lo que supone una caída de casi 10 puntos respecto a las elecciones del 2014.

La votación del 8 de mayo fue tranquila, sin apenas incidentes, tras una campaña electoral marcada por las promesas de lucha contra la extendida corrupción, el elevado desempleo y la extrema desigualdad prevalente de los tiempos de la segregación racial del "apartheid". Algunos partidos, sin embargo, elevaron dudas a la IEC sobre el posible voto doble de los electores en algunas regiones.

La gran incógnita reside en si el CNA logrará mantener sus históricos niveles de apoyo o si los escándalos de corrupción de los últimos años -especialmente bajo el mandato de Jacob Zuma (2009-2018) hasta que fue obligado a dimitir hace algo más de un año- y los pobres resultados económicos pasarían factura a Ramaphosa.

SIEMPRE POR ENCIMA DEL 60%

El CNA siempre había estado por encima del 60% en todas las elecciones generales celebradas desde la victoria de Mandela (1994-1999), que inauguró la democracia en el país austral hace 25 años.

En los últimos comicios celebrados hasta la fecha, las municipales del 2016, el CNA ya cayó hasta el 53,91% del apoyo total a nivel nacional. En las generales del 2014, la CNA obtuvo el 62% de los votos, frente al 22% de la AD y el 6% de EFF.

Ramaphosa, que se hizo con el liderazgo del partido en diciembre del 2017 tras un ajustado resultado frente a una facción pro-Zuma, ha prometido mejorar los pobres servicios públicos, crear puestos de trabajo y luchar contra la corrupción. Pero se ha visto limitado por las divisiones dentro de su propio partido, donde partidarios de Zuma todavía conservan su influencia y se oponen a su agenda.