Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LIO EN DUBAI

La princesa cautiva, su amiga finlandesa y el espía del velero

La hija del emir de Dubai intentó sin éxito huir de su país donde denunció que su padre la tenía cautiva y encarcelada.Hace dos meses que no se tiene noticias de la joven que fue devuelta a su país junto a los que le ayudaron a fugarse

EFE
07/05/2018

 

Es una historia enrevesada, llena de misterio y de preguntas sin responder. El caso de la princesa Latifa al Maktoum, una de las hijas del emir de Dubái, jeque Mohamed ben Rached al Maktoum, de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), todavía colea desde que la joven, de 32 años, colgó en youtube un vídeo en el que afirmaba que quería huir de su país donde, sostenía, su padre la tenía cautiva. Poco después, y con la ayuda de una amiga finlandesa, Tiina Jauhiainen, la princesa logró fugarse a Omán, país vecino, y desde allí, a bordo de un barco velero, el Nostromo, propiedad del franco-americano, Hervé Jauberts, navegar a mar abierto.

En el vídeo, de 40 minutos, Latifa cuenta que su hermana Shamsa huyó en 2000 al Reino Unido, pero fue detenida y repatriada, y ella misma trató de huir por primera vez en 2002 a Omán, pero fue detenida en la frontera y después, "torturada". Latifa explicó que hizo el vídeo porque, en el caso de que fracasaran sus nuevos planes de fuga, podría salvar su vida, ya que sabe que a su padre "solo le preocupa su reputación, su ego". "Si veis este vídeo estaré muerta o en una muy mala situación", afirma la joven, en su declaración en inglés.

Durante su huida en el velero, no sé sabe muy bien todavía hacia donde, y en aguas internacionales, el Nostromo fue interceptado la noche del 4 al 5 de marzo por la marina de la India frente a la costa de Goa. "Fuimos atacados de manera militar por los guarda costas indios, que nos condujeron otra vez a los emiratos", explica a la agencia Afp Jauberts, que afirma haber trabajado como agente de contraespionaje para Francia y que en el 2009 publicó un libro en el que narra como logró escapar a nado de Dubái tras ser acusado de malversación de fondos. La finlandesa Jauhiainen, por su lado, recuerda que en el asalto al velero participaron agentes "vestidos todos de negro y armados con metralletas". "Latifa gritó sin descanso que quería el asilo político mientras suplicaba que no fuera devuelta a su país".

Operación secreta
El Gobierno indio guarda hasta ahora silencio, aunque el diario 'Business Standard", citando fuentes gubernamentales de alto nivel, afirmó que fue el propio primer ministro indio, Narendra Modi, quien autorizó la operación secreta. El propietario del barco y la joven finlandesa fueron encerrados en unas instalaciones secretas en Dubái, según han explicado.

"Querían saber que organización estaba detrás de todo esto. No se podían creer que ayudara a Latifa porque es mi amiga", ha explicado Jauhiainen. "Querían que jurásemos que se trataba de un secuestro", dice, por su lado, Jaubert, que asegura que conoció a la princesa en el 2010 ya que Latifa se interesó por el libro que el franco-americano escribió relatando cómo logró huir de Dubai. Jauhiainen y Jauberts, fueron expulsado de EAU a mediados del mes de marzo.

Pero en esta rocambolesca historia falta todavía otro personaje. Se trata del francés Christian Elombo, de 40 años, un profesor de deportes, que desde hace cerca de un mes está en una cárcel de Luxemburgo. Elombo, amigo de la joven finlandesa, residía en Omán. Ahí fue arrestado bajo la acusación de haber "facilitado la entrada y la salida" ilegal al país de la princesa. En abril fue puesto en libertad, pero solo pisar suelo de Luxemburgo volvió a ser detenido por orden de la Interpol. La justicia luxemburguesa espera que las autoridades de EAU formalicen su demanda de extradición.

Pero "¿Dónde está la princesa?", se pregunta David Haigh, de la oenegé 'Detained in Dubái', basada en Londres. El letrado afirma que se ha puesto en contacto con el grupo de trabajo de la Comisión de derechos humanos de la ONU que se encarga de investigar desapariciones forzosas involuntarias.

"Asunto privado"
En Dubái, el Gobierno rompió su silencio el pasado 17 de abril, cuando confirmó que la princesa había sido "reducida", al tiempo que denunciaba públicamente la explotación de una "asunto privado" por una "banda de ladrones" y por Catar, país con el que los EAU rompió relaciones diplomáticas en junio del 2017.

La oenegé Human Right Watch (HRW) dijo el pasado sábado que Dubái debe permitir a la princesa "establecer un contacto con el mundo exterior". HRW recordó que ha documentado numerosos casos de desapariciones forzosas en Emiratos.