Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONFLICTO EN ORIENTE PRÓXIMO

Sale de prisión el soldado israelí que remató a un palestino herido

Elor Azaria, que fue apartado del Ejército, ha cumplido nueve meses de prisión una concena de 18 y ha salido dos días antes para poder asistir a la boda de su hermano

EL PERIÓDICO
08/05/2018

 

El exsoldado franco-israelí condenado  por homicidio por rematar a una palestinos malherido ha salido este martes de prisión tras haber cumplido una condena de nueve meses de cárcel. Elor Azaria fue sentenciado a 18 meses por haber matado de un disparo en la cabeza en el 2016 a Abdel Fattah al-Charif en la ciudad de Hebrón, en la Cisjordania ocupada. Antes de recibir el tiro de gracia, Al Charif había sido herido por un disparo tras atacar con un cuchillo a soldados israelís. 

Azaria fue condenado en febrero del 2017 a una pena de 18 meses que más tarde fueron reducidos a 14 por el jefe del Estado Mayor, Gadi Eisenkot. El exsoldado iba a ser liberado el próximo jueves, por decisión del Comité de Libertad Condicional del Ejército, después de haber cumplido tan solo nueve meses de la condena. Sin embargo, el exmilitar solicitó salir antes para poder asistir a la boda de su hermano .

SIN MUESTRAS DE ARREPENTIMIENTO

Azari, quien entró en a cárcel el 9 de agosto, nunca ha expresado arrepentimiento por su acción y declaró que disparó porque creía que Al Sharif escondía una bomba bajo la ropa. Sin embargo, el tribunal militar desestimó los argumentos del exsoldado alegando la tranquilidad de Azaria antes de disparar, según muestra un vídeo grabado y divulgado por la oenegé antiocupación Betselem. El tribunal también esclareció que el exsoldado había comentado con sus compañeros que el atacante debía morir por haber atentado contra sus camaradas. 

Cuando salió a la luz, el caso expuso las profundas divisiones en la sociedad israelí respecto a las actividades del Ejército en la Cisjordania ocupada, con algunos defendiendo a Azaria por su "heroísmo" y otros exigiendo una condena más firme.