Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Al Sisi inicia su segundo mandato en Egipto en un entorno de gran represión

El dirigente promete diálogo en un país que maneja con mano de hierro desde que accediera al poder en un golpe de Estado el 2013


02/06/2018

 

El presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, ha prometido diálogo en la sesión de investidura para su segundo mandato al frente del país. Promesas que se han acogido con algo más que escepticismo al producirse en un contexto en el que se ha recrudecido la campaña de represión contra cualquier voz crítica con el Ejecutivo de El Cairo.

En un discurso en la sede del Parlamento, el exmariscal, que ha dirigido el país con mano de hierro desde que accedió al poder en un golpe de Estado en el 2013, aseguró que la prioridad para su segundo mandato, que se extenderá hasta 2022, será recuperar la "paz social".

"Aceptar al otro, crear zonas comunes entre nosotros, será la prioridad más importante para conseguir una paz social, desarrollo político y consenso", ha afirmado Al Sisi en un discurso ante las principales autoridades políticas y religiosas del país, difundido por la televisión oficial.

No obstante, el mandatario ha asegurado que la oferta de diálogo es excluyente para aquellos que "eligieron la violencia, el terrorismo y el pensamiento extremista". La acusación de "terrorismo" se ha aplicado de forma habitual en los últimos años en los procesos judiciales que han llevado a la cárcel a decenas de miles de opositores, tanto de tendencia islamista como laicos.

Sin libertad de expresión
En las últimas semanas, varios activistas y disidentes han sido acusados de terrorismo después de haber vertido críticas contra el Gobierno en las redes sociales, en una serie de detenciones que ha sido cuestionada tanto por la Unión Europea como por varias ONG internacionales.

El director de la oenegé Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI), Gamal Eid, ha declarado que el propósito del Ejecutivo con estas detenciones es transmitir un "mensaje de terror" a todos los activistas y acallar las protestas que se desataron a mediados de mayo por un aumento de la tarifa del precio del metro.

Según Eid, las detenciones son una continuación de la campaña de represión que dio comienzo antes de las elecciones presidenciales del pasado marzo, en la que varios opositores a Al Sisi fueron arrestados o presionados para que desistieran de presentarse a los comicios, que son considerados como un fraude por la oposición.