+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

COMICIOS REGIONALES

Los socialdemócratas ganan las elecciones de Hamburgo y la ultraderecha queda fuera del parlamento

El SPD sufre un duro retroceso en su feudo pero podría gobernar de la mano de los verdes, que crecen un 13% hasta la segunda posición. Los conservadores de Merkel (CDU) y los liberales también pierden votos después de vacilar con un pacto con AfD en Turingia

 

La candidata de Los Verde Katharina Fegebank y el socialdemócrata Peter Tschentscher se felicitan por el resultado en Hamburgo, este domingo. - EFE / EPA / DAVID HECKER

EL PERIÓDICO / AGENCIAS
23/02/2020

El Partido Socialdemócrata (SPD) ganó este domingo con claridad las elecciones regionales en la ciudad-estado de Hamburgo, al noroeste de Alemania, mientras que la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) quedaría fuera del Parlamento regional.

Según la proyección de voto difundida por la cadena de televisión pública ARD al cierre de los colegios, el SPD mantendría el poder en uno de sus principales feudos en el país con un 38,6% de los votos, una dura caída de hasta siete puntos respecto a los comicios del 2015 que no evitan que la fuerza dirigida por Peter Tschentscher siga como primera fuerza. El actual alcalde asumió el cargo en marzo del 2018 después que su antecesor, Olaf Scholz, se convirtiese en ministro de Finanzas del gobierno federal.

En segunda posición se sitúan Los Verdes, que confirman que son más que un fenómeno temporal con un 24,8% de los votos, el doble de lo que obtuvieron hace cinco años. Con ese impulso electoral, lo más probable es que gobiernen la ciudad-estado de Hamburgo de la mano de los socialdemócratas, alianza a la que podría unirse La Izquierda.

Por su parte, la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la cancillera alemana, Angela Merkel, ha caído casi cinco puntos hasta el 11,5 % de los respaldos, el que es su peor resultado en Hamburgo desde la fundación de la República Federal Alemana (RFA) en 1949.

La Izquierda ha quedado en cuarta posición con un 9,1% de los votos, siendo el único partido junto a Los Verdes que crece en las urnas. Un rumbo completamente opuesto al seguido por las derechas. Por un lado, el Partido Liberal se queda con un 5% de los votos, el mínimo para obtener representación parlamentaria, mientras que AfD se quedaría con un 4,7% que les expulsa de las cortes.

MES TURBULENTO

Estas elecciones eran la primera cita con las urnas tras una serie de acontecimientos que han hecho tambalearse la política alemana y que, en opinión de los expertos, pueden haber influido en el voto.

La ruptura del cordón sanitario a la ultraderecha en Turingia podía castigar a la CDU y al FDP, los dos partidos que votaron junto a la rama regional de AfD – rayana al neonazismo – para aupar a un liberal como jefe del Ejecutivo regional. El acuerdo de la discordia duró pocas horas y se deshizo tras las críticas llegadas desde toda Alemania.

El atentado xenófobo de Hanau (centro del país) de este miércoles, en el que un racista declarado asesinó a tiros a diez personas, podría haber perjudicado a AfD, que evitó en todo momento calificar de terrorismo los hechos.

Sin embargo, la salida de AfD del parlamento hamburgués también podría deberse a otras razones. Según los primeros análisis, la extrema derecha no habría perdido casi votos, pero el aumento de la participación en el ‘land’, del 62%, habría dificultado sus opciones de quedar por encima del 5% necesario para obtener escaños. En 2015 fueron la última fuerza con un 6,1% del total.