Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MEDIDA ANTI INMIGRACIÓN

El Supremo de EE UU avala el veto inmigratorio de Trump

Los votos conservadores en el alto tribunal conceden una victoria política a la Casa Blanca. Los afectados son los ciudadanos de ciudadanos de cinco países de mayoría musulmana (Irán, Siria, Libia, Yemen, Somalia), además de Venezuela y Corea del Norte

RICARDO MIR DE FRANCIA
26/06/2018

 

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha validado el polémico veto inmigratorio impuesto por la Administración Trump a los ciudadanos de cinco países de mayoría musulmana (Irán, Siria, Libia, Yemen, Somalia), además de Venezuela y Corea del Norte. La decisión de la máxima autoridad judicial del país, avalada con cinco votos a favor y cuatro en contra, cierra la disputa legal de una medida que fue contestada en diversas instancias inferiores, que la consideraron discriminatoria e inconstitucional. En términos prácticos, el fallo del Supremo mantiene la vigencia de las restricciones fronterizas, que prohíben al grueso de los ciudadanos de los siete países mencionados inmigrar a Estados Unidos, además de trabajar, estudiar o visitarlo de vacaciones.

 

En su argumentación legal, el presidente del tribunal, John Roberts, que ha contado con el apoyo de los otros cuatro magistrados conservadores, esgrime que las restricciones se limitaron a una serie de países que presentan riesgos para la seguridad nacional, según la designación que les dio el Congreso o anteriores Administraciones. Y todos ellos fueron incluidos en la lista negra después de que las agencias gubernamentales responsables de la inmigración se involucraran en la decisión. El fallo es una victoria para la Casa Blanca, que siempre ha defendido la autoridad del presidente para imponer restricciones inmigratorias en función de la seguridad nacional.