+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

el panorama político en europa

El temor a la globalizacion, principal causa del auge del populismo en Francia y Austria

Una encuesta de la fundación alemana Bertelsmann muestra como la mayor parte de votantes a partidos ultras tienen ese sentimiento

 

Marine Le Pen. - REUTERS / CHRISTIAN HARTMANN

SILVIA MARTÍNEZ
30/11/2016

El temor a la globalización es el principal elemento que explica el auge que viven los partidos populistas en numerosos países de la Unión Europea ante la falta de respuesta de los partidos tradicionales. Según una encuesta de opinión elaborada por lafundación alemana Bertelsmann, el 55% de los ciudadanos todavía ven en esa globalización una oportunidad pero el 45% la temen. Un sentimiento especialmente extendido entre los votantes con un nivel educativo bajo, menos ingresos, edad avanzada y cercanos a los partidos populistas.

Concretamente, en Alemania, el 78% de los votantes del ultraderechista Alternativa por Alemania dicen temer a la globalización. Lo mismo ocurre en Francia con los votantes delFrente Nacional (76%), en Austria con los del FPÖ (69%), enItalia con los de la Liga Norte (61%), en Holanda con el Partido de la Libertad (59%) e incluso en Hungría con los del partido del gobierno Fidesz (61%) y el ultraderechista Jobbik (50%). Una amenaza que también prevalece entre las formaciones de extrema izquierda aunque en menor medida. El temor, no obstante, es mucho más acusado en el frente de izquierda francés (58%) o en el Die Linke alemán (54%) que en el M5S de Italia (48%) o Podemos(43%).

 En general, según Bertelsmann, los ciudadanos que temen a la globalización miran con recelo a los políticos y a la integración europea. Son más dados a apoyar en un referéndum la salida de la UE (47%), no tienen grandes deseos de más integración (40%) y entre ellos prima la desconfianza hacia sus gobernantes. Solo el 9% confían en los políticos de su país y solo el 38% dicen estar satisfecho con cómo funciona la democracia. Y detrás de los motivos de ese temor el principal argumento es la inmigración mucho más que la situación económica o el paro. “Nuestras conclusiones indican que los ciudadanos que ven la globalización como una amenaza lo que más temen es la inmigración. Es más probable que vean la inmigración como un desafío y que estén menos en contacto con extranjeros en su vida diaria”, sostiene el análisis.

 En el caso de aquellos que ven con optimismo la globalización la fotografía es radicalmente opuesta. El 83% aseguran que votarían en un eventual referéndum por el mantenimiento de su país en la UE, el 60% opinan que la integración es el camino por el que hay que avanzar, el 53% están contentos con cómo funciona la democracia en sus respectivos países aunque solo el 20% asegura confiar en sus políticos y el 40% piensa que hay demasiados extranjeros viviendo en su país.

 

INCORPORAR EL TEMOR


“No podemos rendirnos a los populistas que intentan conquistar a los ciudadanos preocupados. Los partidos tradicionales tienen que incorporar ese temor a la globalización a su trabajo”, advierte el presidente de la fundación, Aart De Geus. En líneas generales el temor a la globalización es mucho más acusado en dos países llamados a las urnas en breve y con partidos de extrema derecha avanzando con fuerza. Este es el caso de Austria –celebra elecciones presidenciales este domingo- y Francia con un 55 y un 54% respectivamente.

 

En el lado opuesto, los tres países con una mayor proporción de encuestados que ven con optimismo la globalización se encuentran Reino Unido (64%), Italia (61%) y España (61%) donde aquellos que miran con temor a la globalización se suman el 39%. La encuesta, realizada en el mes de octubre sobre una muestra de 14.936 entrevistas en nueve de los Estados miembros más grandes, también apunta a que los ciudadanos más abiertos hacia la globalización son los jóvenes de entre 18 y 25 años.