Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

FUEGO DEVASTADOR

Tres nuevos fallecidos por los incendios en California

Dos niños y su bisabuela elevan a cinco las muertes por la catástrofre que ha obligado a desalojar a 38.000 personas

EL PERIÓDICO
29/07/2018

 

Las autoridades han confirmado la muerte de dos niños y su bisabuela por el incendio que asola estos días California, con lo que ya son cinco los fallecidos debido a un fuego que ha obligado a las autoridades a evacuar a cerca de 38.000 personas en la región.

El alguacil del condado de Shasta ha informado de la muerte de tres miembros de una misma familia, si bien no dio a conocer sus identidades.

No obstante, según fuentes de la cadena NBC, los fallecidos son los hermanos James y Emily Roberts, de 5 y 4 años, respectivamente, y su bisabuela Melodie Bledsoe, quienes habían sido dados por desaparecidos horas antes.

Según la cadena, los tres se disponían a ser evacuados tras haber contactado con la policía cuando las llamas alcanzaron su casa.

Anteriormente, el incendio se había cobrado las vidas del inspector de bomberos Jeremy Stoke cuando combatía el fuego el jueves, y del operador de maquinaria Don Ray Smith, el viernes.

Asimismo, las autoridades han dado por desaparecidas a una decena de personas, si bien han señalado que en algunos de estos casos se debe a que no han podido ser localizadas en sus casas y que, por lo tanto, podrían simplemente haber abandonado la zona debido a los desalojos.

Desde que comenzó el incendio, el pasado 23 de julio, unas 38.000 personas han tenido que ser evacuadas como medida de precaución. Más de 3.400 efectivos de los servicios de emergencia trabajan en estos momentos para sofocar el incendio.

Se espera que en los próximos días continúen en la zona las altas temperaturas, el ambiente seco y los vientos que han favorecido la rápida propagación de las llamas.

Ante la gravedad del fuego, el presidente de EEUU, Donald Trump, declaró el sábado el estado de emergencia en el estado de California.