+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PERFIL

Trzaskowski, la gran esperanza de la oposición liberal-conservadora

El líder de la Plataforma Cívica pretende liberar a Polo nia de una senda de no retorno hacia el autoritarismo

 

El candidato de Plataforma Cívica, Rafal Trzaskowski. - JANEK SKARZYNSKI (AFP)

ANDREU JEREZ
11/07/2020

Es la gran esperanza de la opositora Plataforma Cívica. El alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, ha conseguido erigirse en poco tiempo en la principal amenaza para el enorme poder institucional acumulado los últimos cinco años por el PiS.

Este doctor en Ciencias Políticas de 48 años, procedente de una familia de intelectuales de Varsovia su padre fue un renombrado pianista de jazz en la década de los 50 y padre de dos hijos, consiguió superar el 30% de los votos en la primera vuelta del pasado 28 de junio. Con un estilo desenfadado, este político liberal-conservador consiguió forzar una segunda vuelta.

Trzaskowski apoya su programa pro UE sobre un perfil internacional: estudió en París y Oxford, y habla cinco idiomas entre ellos, el español. En el 2013, el entonces primer ministro polaco Donald Tusk lo fichó como ministro de Administración y Digitalización. Después fue viceministro de Asuntos Exteriores. En el 2018 ganó la alcaldía de la capital polaca.

Contra el autoritarismo

Cuando el pasado mayo se lanzó como candidato a la presidencia, dijo que lo hacía para luchar por un "Estado fuerte y por la democracia", haciendo así referencia a los críticos del actual Gobierno que consideran que los ultraconservadores del PiS pretenden llevar al país a una senda de no retorno hacia el autoritarismo, bautizado eufemísticamente como "democracia iliberal".

En su intento de acentuar su perfil liberal, Trzaskowski ha firmado como alcalde de Varsovia una declaración en favor de los derechos de la comunidad LGTBI polaca. Activistas de las minorías sexuales del país consideran, sin embargo, que poco cambiará para el colectivo si el candidato opositor gana las presidenciales. De hacerlo, el candidato opositor podría poner en serias dificultades al actual Gobierno.

El presidente de Polonia puede aplicar veto a leyes aprobadas por el Gobierno y el Parlamento, y también lanzar iniciativas legislativas. Comenzaría así un complicado periodo de coexistencia que podría adelantar las elecciones legislativas previstas para el 2023.