+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA RESPUESTA DE BRUSELAS

La UE pide a Londres que garantice una "base democrática" en el 'brexit'

Bruselas informa que hasta el momento, la parte británica no ha presentado ninguna propuesta sobre la 'salvaguarda irlandesa'

 

El ministro de Exteriores finlandés, Pekka Haavisto, conversa con su homólogo español, Josep Borrell, en Helsinki. - MARKKU ULANDER (AFP)

EL PERIÓDICO
29/08/2019

El ministro de Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, cuyo país preside este semestre el Consejo de la Unión Europea, ha instado este jueves al Reino Unido a "garantizar una base democrática" y "de la mayoría" en toda decisión que se tome sobre el 'brexit'.

"Se tomen las decisiones que se tomen, es muy importante garantizar una base democrática y una base de la mayoría", ha indicado Haavisto ante la prensa tras participar en una conferencia sobre desinformación, en los márgenes de una reunión informal de ministros de Defensa y Exteriores comunitarios.

"Es extremadamente difícil por nuestra parte dar consejos sobre cómo diferentes países deben seguir sus normas y regulaciones", ha precisado el jefe de la diplomacia finlandesa. El Reino Unido "toma sus decisiones y no podemos interferir en ello, pero puedo ver que estos pasos están creando mucho debate público y debate entre los políticos", ha añadido.

En términos similares se ha expresado el representante holandés, Stephanus Blok, quien ha manifestado que "corresponde al Parlamento británico juzgar la decisión" de ser suspendido. "Seguimos tratando de evitar un 'brexit' sin acuerdo", ha insistido Blok, quien ha pedido "propuestas del Parlamento británico que encajen en el acuerdo de retirada" pactado entre Bruselas y Londres y que Westminster rechazó en varias ocasiones. "No interesa a nadie un 'brexit' sin acuerdo, ha destacado.

Tras entrevistarse con sus homólogos de Alemania y Francia en los últimos días, Johnson ha prometido presentar propuestas para superar el escollo de la denominada 'salvaguarda irlandesa', una de las razones por las que los diputados se han negado a dar su visto bueno al acuerdo negociado entre Bruselas y el Ejecutivo de Theresa May.

EL NEGOCIADOR BRITÁNICO, EN BRUSELAS

El negociador británico para el 'brexit', David Frost se ha desplazado a Bruselas para mantener conversaciones con la Comisión Europea, pero el bloqueo persiste, en especial por la falta de propuestas de Frost. Según fuentes diplomáticas europeas, la parte britñanica no ha presentado ninguna idea para sustituir a la polémica claúsula, destinada a evitar que se genere una frontera 'dura' entre el Ulster y la República de Irlanda que pondría en peligro los acuerdos de paz en la otrora violenta región.

"No ha presentado nada concreto, pero regresarán la próxima semana; nos han dicho que regresarán la próxima semana para testear sus ideas con la Comisión", ha asegurado el diplomático.

El sentir general en la UE es que la pelota está en el campo británico y corresponde a Londres realizar las propuestas para salir del bloqueo. "Hemos hecho todo lo posible para garantizar una salida ordenada de Gran Bretaña; cuando el otro bando dice que no es posible, nos tienen que decir cuáles son las alternativas, y con detalle", ha declarado el ministro de Exteriores austriaco, Alexander Schallenberg. "La UE se halla unida en (la defensa) del acuerdo; es ahora el Reino Unido el que tiene que tomar una decisión", ha declarado su homólogo de Malta.

La posibilidad de un 'brexit' sin acuerdo es más fuerte que nunca, han admitido los ministros reunidos en la capital finlandesa: la UE se ha preparado para ello, "aunque es el peor escenario posible", ha destacado el representante de Estonia, Urmas Reinsalu. "Tenemos que seguir biscando soluciones en las próximas semanas, aunque lo más importante es que tenemos que defender los intereses de nuestras empresas y nuestros ciudadanos", ha continuado.

El único que ha mostrado comprensión por la decisión de clausurar el Parlamento británico fue el ministro húngaro Peter Szijjarto, quien ha pedido "respeto".