+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

VIOLENCIA EN EL PAÍS SUDAMERICANO

Venezuela: 14 jóvenes fueron asesinados cada día durante el 2019

Según datos del Observatorio Venezolano de la Violencia, en total 5.076 niños, adolescentes y jóvenes perdieron la vida de manera el año pasado / La mayoría de los episodios estuvieron relacionados con situaciones delictivas o enfrentamientos con fuerzas de seguridad

 

Los heridos por las movilizaciones y protestas en Venezuela. - AP

ABEL GILBERT
19/02/2020

La realidad escupe cifras obscenas en Venezuela: 14 muertes jóvenes a diario en 2019. El informe del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV) da cuenta de que al menos 5.076 niños, adolescentes y jóvenes de menos de 30 años fueron asesinados el año pasado en las calles de ese país. El Informe de Mortalidad por Muertes Violentas de Niñez y Juventud arroja otra conclusión escalofriante: buena parte esas muertes "se pudieron evitar".

Del total de esas víctimas, 102 correspondieron a menores de 11 años, 234 fueron niñas o mujeres jóvenes. Más de 2100 de los casos fueron episodios de resistencia a la autoridad de cuerpos policiales como militares. El OVV pidió a los poderes públicos que se investigue cada hecho para "confirmar" que los agentes de seguridad reaccionaron "ante el riesgo inminente" de ser ultimados. De lo contrario, se estaría hablando de "ejecuciones extrajudiciales". Los uniformados "actúan en forma equivocada, entendiendo que su misión es la de abatir a los presuntos delincuentes, o la erradicación de la violencia generando más muertes y violando lo dispuesto en la normativa constitucional y en los tratados internacionales de Derechos Humanos".

Sefún la oenegé, que el Gobierno de Nicolás Maduro ubica en el espectro opositor, la cifra dada a conocer podría ser superior. Además de las situaciones relacionadas con el ámbito de la seguridad, se han reportado numerosos filicidios y asesinatos cometidos por otros familiares. La violencia ha tenido su epicentro en el estado de Miranda con 771 menores de 30 años fallecidos por actos violentos. Bolívar no es uno de los estados menos poblados de Venezuela. Para el OVV, el alto índice de mortalidad violenta guarda relación con la presencia de grupos armados y las disputas por la explotación de recursos naturales.

De acuerdo con el OVV, la cantidad de muerte joven supone una disminución de esa franja generacional, acentuada por aquellas personas de esa edad que han abandonado el país para huir de la violencia o la pobreza. "Estos datos revelan que las mujeres jóvenes perdieron entre 1,00 y 1,06 años de esperanza de vida en las dos últimas décadas, mientras que los hombres jóvenes presentaron una pérdida superior alrededor de 1,40 y 2,42 años en el mismo lapso".

De mal en peor

Ya a fines de diciembre pasado el OVV consignó que a lo largo de 2019 habían tenido lugar 16.505 de homicidios de los que no se habían desglosado los episodios que afectaban en particular a los jóvenes y menores. La suma global representa una tasa de 60,3 muertes violentas por cada cien mil habitantes.

De esta manera, Venezuela quedó el año pasado como el país más violento de la región. Le siguen en orden decreciente El Salvador con 48 muertes cada 100 habitantes, Jamaica (47), Honduras (42), Colombia (25), México (22)y Brasil (19).

A su vez, la OVV ha contabilizado entre nueve y 10 suicidios por cada 100 mil habitantes lo que significa un incremento de 140-170% desde 2015 al 2018.

Ola de femicidios en enero

En este contexto, Marianela Anzola, del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), denunció que solo durante enero de 2020 fuero asesinadas 28 mujeres. La violencia de género, sostuvo, se "está convirtiendo en una pandemia". En 2019 se cometieron 391 femicidios, un 12,73 % con respecto a los 448 crímenes de 2018.

Anzola pidió "no politizar la agenda de la violencia de género porque lo que le pasa a una nos pasa a todas". Recordó que Venezuela es firmante de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer. Pero ese compromiso no debe quedar en el aire. "Es una obligación del Estado presentar un programa para la defensa de la mujer mediante la construcción de casas de abrigo en las fronteras donde ellas transitan, producto de una diáspora forzada".