+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL CIERRE DEL MUNDIAL-2020

Arenas gana el Mundial de Moto3 en Portugal

El discípulo de Aspar logra, en una carrera angustiosa, el cetro pequeño mundial acabando en el puesto 12º de una carrera espectacular El piloto catalán, de 23 años, se quedó sin neumático trasero al final y sufrió muchísimo para mantener la dieferencia de puntos en la general

 

El catalán Albert Arenas (KTM) celebra, hoy, en Portimao, el título de Moto3. - EFE

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
22/11/2020

Nuevo campeón español. Es el número 21 del motociclismo español. El catalán Albert Arenas (KTM), de 23 años, se ha proclamado hoy, en el precioso trazado de Portimao, en la montaña rusa portuguesa, nuevo, flamante y merecido campeón del mundo de Moto3, después de lograr un nuevo podio en la primera carrera del último gran premio, el nº 15, un milagro protagonizado por todo el Mundial, por todo el 'paddock', por la compañía Dorna en el año de la pandemia. Arenas, que ha controlado el campeonato con mano de hierro, ha tenido que estar muy atento a sus rivales, tanto el japonés Ai Ogura (Honda) y el italiano Tony Arbolino (Honda) y, al final, con una 12ª plaza muy peleada, se ha proclamado campeón pues el japonés solo ha podido ser octavo y el italiano ha terminado quinto. 

 La última carrera de la temporada, que ha sido ganada, con enorme facilidad por el piloto más rápido de este final de temporada, el madrileño Raúl Fernández (KTM), que se ha escapado nada más apagarse el semáforo de salida, que ya ganó la primera carrera de Cheste (Valencia) y fue tercero en la siguiente, ha vuelto a tener un grupo multitudinario entre los que estaban, lógicamente, los tres candidatos al título, pues Arbolino, que salía en la posición 27ª, ha sido capaz de remontar de forma espectacular.

Final impredecible
 
Arenas, que ha estado siempre liderando ese grupo en el inicio de más de una docena de piloto, en una carrera más lenta de la habitual, de ahí que hubiesen tantos candidatos al podio, tuvo la fuerza para mantenerse por delante de Ogura, que perdió fuerza en las últimas diez vueltas, mientras que Arbolino apretó de firme para hacerse con el subcampeonato del mundo.

Es más, a falta de seis vueltas, el italiano, que se perdió el GP de San Marino por haber ido en un avión donde había un contagiado de Covid-19, superó a Arenas, que le devolvió el adelantamiento inmediatamente y todo eso ocurrió peleando por la séptima plaza. La lucha, en la que los dos candidatos al título llegaron a chocar sus carenados, acabó con Arbolino por delante de Arenas.

Se acabó el neumático trasero
Y, a partir de ahí, se le complicó el título a Arenas, que tuvo que pelear con todas sus armas para mantenerse entre la sexta y 13ª posición, que le daba el título, en un grupo en el que estaba Ogura, Arenas y Arbolino, que, finalmente, consiguió el subcampeonato. Las últimas vueltas, de suicidio en esa zona de la carrera, en la que se peleaba el título, acabó con Arbolino quinto; Ogura, octavo y Arenas, 12º, que le proporocionaba el título mundial.

"El neumático trasero se ha terminado cuando aún restaban cinco vueltas y he sufrido muchísimo, pero teníamos suficiente ventaja, gracias al gran Mundial que hemos hecho y, por tanto, aquí estamos, campeones, haciendo feliz a mucha gente, especialmente, a mi familia, equipo ¡gracias Jorge Martínez 'Aspar'! y amigos", señaló Arenas al bajar del podio.