+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Moto GP

 

PRIMER GRAN PREMIO DE MOTOCICLISMO

¡Cámara! ¡Acción! La noche de Qatar abre el Mundial

Moto3 y Moto2 han abierto hoy, en el circuito nocturno de Losail, en Qatar, un certamen que, de momento, no cuenta con las grandes estrellas de MotoGP. Algunos pilotos, como Márquez, se sienten felices por el retraso del arranque mientras otros, como Viñales y Dovizioso, favoritos en Doha, lo lamentan

 

Un cámara de Dorna TV, ayer, durante los primeros entrenamientos de Moto3 del GP de Qatar. - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
06/03/2020

No todo el mundo está enfadado por el retraso del inicio del Mundial (de MotoGP). No todo el mundo está malhumorado por la suspensión-aplazamiento de los Grandes Premios de Qatar y Tailandia de la categoría ‘reina’. Pero, desde luego, si hay alguien que da saltos de alegría son dos de los más grandes campeones (y no los comparo), los catalanes Marc Márquez (Honda) y Pol Espargaró (KTM). Y, curiosamente, por muy distintos motivos.

Pueden que la razón que hace sonreír a Márquez la intuyan, no les cueste adivinarla: tiene justo las semanas de prórroga que necesitaba para recuperarse del todo de la delicadísima intervención quirúrgica que sufrió, en diciembre, en el hombro derecho. Ahora, sean cuando sea, sea en uno de los circuitos donde más ha ganado (Austin, Texas, EEUU), sea en el argentino de Termas de Río Hondo, Márquez aparecerá cual ‘Superman’ volando bajito con la mejor de sus sonrisas. Perdón, la de siempre.

 ¿Y ‘Polyccio’? ¿por qué está tan feliz el pequeño de los Espargaró? Se lo contaré: su esposa, Carlota Bertrán, está a punto de dar a luz y el gran piloto de KTM, el tipo que lleva meses jugándose la vida (“esto va a cambiar este año, pues la nueva moto me permite correr con algo más de margen de seguridad”), podrá participar, en plan padrazo, que es lo que es (o sueña serlo), en el nacimiento de su hijo. Y esa alegría, ‘Polyccio’ no tiene por qué ocultarla.

Es evidente que hay muchos más pilotos inquietos (no diré enfadados) por la aparición, a lo bestia, del coronavirus, que mantiene aún en el aire el circuito, el gran premio, el país en el que empezarán a correr los monstruos de más de 260 caballos. Por ejemplo, el también Maverick Viñales (Yamaha), que se fue a vivir a Doha, Qatar, para entrenarse, casi cada día (bueno, cuando le apetece, pues hay quien dice que tiene las llaves de la instalación), en el trazado de Losail. “Cierto, tenía muchos números de ganar la carrera, pero hay que aceptar las cosas como vienen”, señaló ‘MVK’, que logró el mejor crono en el último test.

Por ejemplo, el eterno subcampeón de MotoGP, el italiano Andrea Dovizioso, que ha ganado, con su Ducati ‘Desmosedici’, los dos últimos años (2018 y 2019). Es más, hasta el ingeniero creador de semejante ‘avión’, Gigi Dall’Igna, ha lamentado que “no podamos probar en los ensayos del GP de Qatar algunas otras mejoras que hemos diseñado y fabricado, a última hora, precisamente para esta carrera en la que siempre nos ha ido muy bien”. Es evidente que ni a ‘Dovi’ ni a Dall’Igna les hace gracia que Márquez recupere su mejor forma para un inicio en el que tenían serias posibilidades de derrotar al campeonísimo, al menos, en el primer asalto.

RINS Y MIR, LA ALTERNATIVA

Ni que decir tiene que la parejita de jóvenes valores y ya candidatos a la victoria en cada uno de los siguientes grandes premios del ‘team’ Suzuki, integrada por el catalán Àlex Rins y el mallorquín Joan Mir, son otros de los que estaban locos, locos, locos porque empezase la fiesta. En más de una noche habían soñado con ese “¡cámara! ¡acción!”, que refleja nuestra imagen de ayer, en Losail (Doha, Qatar), esperando poder exprimir la aún más fabulosa moto azul que han puesto en sus manos, con mejor chasis (logro que parecía imposible) y, por supuesto, mejor motor, “lo que nos permitirá, sin duda, lograr una mejor vuelta rápida el sábado, que era nuestra mayor carencia, y así salir mejor colocados en la parrilla del domingo”, dijo Rins en Sepang.

Muy silenciosos, créanme, están, de momento, el más joven y el más veterano, que no viejo. Fabio Quartararo, al que le costó tres o cuatro días de ensayos de pretemporada adaptarse a la Yamaha M1 ‘pata negra’, que se ganó con creces al ser ‘rookie’ del 2019, es perfectamente consciente de que “sin ser aún candidato al título, este año he de dar un paso más e intentar ser, como poco, top-5 en cada GP”. Y, sí, en ello está, sabiendo que el premio ya lo tiene firmado para el 2021 y 2022, ser el compañero, en el ‘team’ oficial’ de Viñales.

El ‘Doctor’, por su parte, que no ha perdido el tiempo pues no cesa de entrenarse en su rancho de Tavullia (Italia) con otros muchos pilotos del Mundial, cree que estaba listo para el inicio. “Ciertamente, después de un duro invierno, en el que me he entrenado más duro que nunca, tenía muchas ganas de volver a correr y, desde luego, aunque la pretemporada no me ha ido lo bien que al resto de compañeros de Yamaha, mi ánimo está a tope y solo con entrenamientos y carreras puedo dar el salto que necesito”. Ciertamente, Rossi sigue lamentándose (“y, la verdad, no encontramos explicación alguna”) porque es el único piloto de Yamaha que desgaste, casi destroza, el nuevo neumático trasero de Michelin, puro chicle dicen todos.

PROTAGONISMO A LOS PEQUEÑOS

La verdad es que ese es, dicen, uno de los grandes secretos del nuevo Mundial, el fabuloso neumático Michelin, que se agarra con locura (dicen que este año Márquez llegará a rozar el asfalto con su oreja) y permitirá plegadas increíbles, pero que se desgasta más tarde que el del 2019, lo que beneficia, dicen, de momento, a Suzuki y Yamaha, perjudicando a Honda y Ducati. Pero, según todos los gurús del ‘paddock’, los ingenieros y telemétricos de Honda y Ducati no tardarán ni dos grandes premios en encontrar la fórmula, al igual que los estupendos pilotos de la firma alada y de la marca de Borgo Panigale (Italia), para que esa ventaja quede reducida a la nada, a las manos, al arrojo, a la determinación de cada uno de los campeones.

Como dijo Carmelo Ezpeleta, CEO de Dorna Sports, compañía organizadora del Mundial, es el turno de Moto3 y Moto2 “y estamos muy orgullosos de que sean ellos quienes inauguren la temporada, porque nosotros siempre hemos dicho que tenemos tres campeonatos en uno y eso nos enorgullece”.