Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL HEPTACAMPEÓN MÁS ELOGIADO

Diez años después de esta foto, Márquez lleva camino de igualar a Rossi

Los grandes campeones de la historia creen que el heptacampeón más joven de MotoGP puede romper todos los récords de victorias y títulos. "Puede superar mis récords, sí, pero eso ahora no me preocupa", reconoció recientemente Rossi, que suma 115 victorias y nueve títulos mundiales.

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
24/10/2018

 

La imagen tiene su historia y cobra ahora un enorme interés después de que, justo pasados diez años, el niño, Marc Márquez, entonces con solo 15 años, empiece a amenazar las dos grandes marcas (115 victorias y 9 títulos mundiales) del que ha sido considerado el ‘rey’ del motociclismo en las últimas décadas, el italiano Valentino Rossi.

La fotografía la tomamos, al unísono, el fotógrafo madrileño Jaime Olivares y yo cuando, el 5 de julio del 2008, Márquez, que entonces acababa de debutar en el Mundial de 125cc (era Barcelona, y venía de correr sus primeras cuatro carreras en Portugal, China, Francia e Italia), nos encontró por el ‘paddock’ de Montmeló y nos pidió, "por favor", si podíamos acompañarle a la carpa de Rossi “pues los de Scalextric, que son mis patrocinadores, quieren que le regale este Subaru réplica a Valentino y yo no lo conozco”.

ENCUENTRO HISTÓRICO


Olivares y yo llevamos de la mano a Márquez y, una vez en la carpa de Rossi, pedimos por él. Valentino apareció y estuvo simpatiquísimo. “¡Aaaaah!, osea, que tú eres el famoso Márquez del que hablan todos, muy bien, muy bien”, le dijo mientras recibía el obsequio encantado, pues Scalextric había aprovechado el tirón del campeón italiano, que acababa de correr un rally en Australia con ese Subaru, para sacar un nuevo coche al mercado.

Antes de que abandonásemos la carpa de Rossi, el italiano acogió entre sus brazos a Márquez y le preguntó si el Mundial, en el que el niño de Cervera acababa de aterrizar, le trataba bien. “Sí, sí, Valentino, me tratan muy bien”, le respondió Marc con enorme timidez y un respeto reverencial. “Si no te tratan bien, me lo dices, pues yo aquí tengo mucha mano”, fue la simpática despedida de Rossi ante las cámaras de Olivares y mía, que plasmaron esta imagen para la historia.

Diez años después, Márquez se ha convertido, con solo 25 años, en el coleccionista de victorias --ha ganado ya 69 grandes premios y persigue a los líderes: Mike Hailwood (76), Ángel Nieto (90), el propio Rossi (115) y Giacomo Agostini (122)—y suma siete títulos mundiales y va a la caza de los nueve del ‘Doctor’, Hailwood y Carlo Ubbiali, los 12+1 del tristemente desaparecido Nieto y los 15 de ‘Ago’. Nadie, nadie, se atreve a decir que no los conseguirá, pues Márquez, tras ser el campeón, bicampeón, tricampeón, tetracampeón y pentacampeón de la categoría ‘reina’ más joven de la historia ya es, también, el heptacampeón más precoz de todos los tiempos.

Es por ello que ahora, diez años después, la fotografía cobra máximo interés después de que, el pasado mes de septiembre, en Misano, la casa de Rossi, el campeonísimo italiano le negase el saludo a Márquez, que le tendió la mano para recuperar el buen rollo tras los incidentes sucedidos en el GP de Argentina.

EL 'DÉCIMO' NO LLEGA

Rossi, que lleva más de un año (Assen, Holanda, 2017) sin ganar un gran premio y nueve temporadas persiguiendo el décimo título sin lograrlo, reconoció, a preguntas de una serie de aficionados a través de Facebook cuando, recientemente, Dainese inauguró una gran tienda en Londres, que Marc se merecía el título mundial pues había sido el mejor y que él seguía orgulloso de ser tan competitivo a los 39 años.

“Sí, creo que Márquez puede batir mis récords, pero eso es, ahora, lo que menos me importa. No estoy preocupado por esa posibilidades, desde luego, pues sigo centrado en mi carrera, que creo es muy buena. Gané muchas carreras y, seguro, que volveré a ganar, no solo grandes premios sino, incluso, algún título mundial más”.

La sensación que tiene Rossi, el siguiente campeón que puede ser presa de la carrera ascendente de Márquez, la tiene también, incluso, Giacomo Agostini, que, hace unas semanas, reconoció a la web bikesportnews.com, que veía capaz al campeón de alcanzar sus marcas. “Sí, sí, por supuesto, veo a Marc capaz de igualar y hasta superar mis marcas pues aún es muy joven y, sobre todo, es tremendamente rápido. Tiene todas las posibilidades de ganar muchos títulos más”.

El desaparecido y añorado Ángel Nieto, que falleció en agosto del pasado año y ya vio a un Márquez pentacampeón del mundo, era muy, muy, amigo de Agostini y también, también, coincidía con el mito italiano. “Márquez”, explicaba el ‘12+1’, “es un piloto con un talento fuera de lo normal. Desde luego, yo estoy convencido de que alcanzar mis marcas y me superará, pero es que si yo fuese ‘Ago’, empezaría a temblar porque Marc también llegará a las suyas”, dijo el piloto zamorano, el pasado año, en una charla con COPE GP.

"No creo que vaya a parar en los cinco que acaba de conseguir”, dijo, el pasado lunes, el australiano Mick Doohan, cuyos cinco títulos con Honda ya ha igualado Márquez. “Esto va a seguir. Tiene sólo 25 años, así que si quiere y se fija en Rossi, que tiene 39, aún le queda mucho camino por recorrer. Nunca se sabe, pero puede estar corriendo y ganando diez años más. Se merece los campeonatos y estoy seguro de que va a ganar muchos más a partir de aquí", apuntó la leyenda australiana a los micrófonos de Movistar MotoGP TV.

"Va a sumar su quinto título en MotoGP, a los que hay que añadir uno en 125cc y otro en Moto2. El límite de Márquez es inimaginable. Si no ocurre nada, podría alcanzar los nueve de Valentino Rossi o los 12+1 de Ángel Nieto. Incluso, podría soñar con los 15 títulos de Giacomo Agostini. Es increíble, único, y, a día de hoy, es el mejor".

Jorge Martínez ‘Aspar’, otro grandísimo campeón con cuatro cetros mundiales, es de los que piensa que estamos ante el nuevo fenómeno del motociclismo mundial. «Marc ha aprendido a dosificarse en carrera, a conformarse con el podio cuando no puede ganar. Perdió el título en el 2015 por intentar hacer lo que no podía, ganar con una moto inferior, pero, olvídate, como diría Pep Guardiola, estamos ante el ‘puto amo’. Nadie pilota al límite como él y nadie, como él, sabe cómo vivir en el alambre». Àlex Crivillé, el primero campeón español de 500cc, está "convencidísimo" que Márquez "consigue igualar a Rossi, superarle y, tal vez, sí, llegar a las cifras de Agostini".

Otro de los grandes tetracampeones del mundo es el italiano Max Biaggi, gran rival y enemigo personal de Valentino Rossi, que no hace mucho recordó, en una charla con gpone.com, que “cuando Marc llegó a MotoGP empezó a ganar inmediatamente, a romper todos los récords de precocidad de ‘pole’, podio, vuelta rápida, victorias y hasta título mundial y, prácticamente, desde entonces no ha parado, pese a que la moto, en los últimos años, no ha sido siempre competitiva. ¿Cómo se explica? Cuando él gana y Pedrosa acaba en la quinta o sexta posición, quiere decir que es Marc quien marca la diferencia y, por lo tanto, el mérito es muchísimo mayor. Entonces la pregunta es otra: ¿Cuántas carreras habría ganado si hubiera tenido siempre la mejor moto?»

Las noticias más...