+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Moto GP

 

EL GP DE MALASIA DE MOTOGP

Marc Márquez vuelve a sobrevivir a un vuelo estrepitoso

El campeonísimo catalán estaba intentando lograr la 'pole' y perdió el control de su Honda, saliendo escupido, casi de pie, por encima de la cúpula. El joven de Cervera ha vuelto a salir ileso de un accidente que podría haberle supuesto el fin de la temporada, pues voló muy alto y cayó justo de pie

 

Marc Márquez sale, casi caminando, escupido por encima de la cúpula de su Honda, hoy, en Sepang, Malasia. - MILAGRO

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
02/11/2019

Hacia tiempo que no se veía algo igual. Marc Márquez (Honda), ya campeón del mundo, por sexta vez en siete años, de MotoGP, estaba intentando lograr una nueva 'pole position' en el circuito de Sepang, para arrancar, mañana, primero en el Gran Premio de Malasia. Y lo hacía después de superar al italiano Danilo Petrucci (Ducati) y colocarse a rueda del 'rookie' de la temporada, el velocísimo joven francés Fabio Quartararo (Yamaha), que sería, finalmente, quien conseguiría el mejor tiempo para liderar la parrilla del GP malayo.

Las imágenes que ofreció la televisión del interior del boxe Repsol Honda, con Santi Hernández, ingeniero de pista del campeón catalán, poniéndose las manos sobre la cabeza y temiendo lo peor, provocaron la alarma en todo el 'paddock', ya que, pese a saber que Márquez es un auténtico gato, que sobrevive a un montón de situaciones desesperadas, todo el mundo temió que el 'canibal', como le apodan en Italia, se hubiese fracturado múltiples huesos.

No deja de ser curioso que este tremendo vuelo, esta estrepitosa caída, la número 12 del presente año y la número 118 desde que, en el 2013, debutó en el Mundial de MotoGP, conquistando el título en su primer año en la categoría reina, se produzca justo 24 horas después de que el campeonísimo catalán asegurase, a respuestas de una observación de Jorge Lorenzo, su compañero ("la moto de este año no es para mí, veremos como es la del año que viene"), que Honda jamás cambiará el carácter de su moto. "Todo sabemos que la Honda es crítica y muy física y debes arriesgar al máximo, saber que te vas a caer 20 veces al año, como me caigo yo, para poder ganar", dijo Márquez tras la conferencia de prensa de presentación del GP.

Justo cuando se convertía en el jamón de un bocadillo formado por el 'Diablo' delante y 'Petrux' detrás, Márquez perdió la rueda delantera de su Honda RC213V, derrapó, trató de controlarla, como ya había hecho, milagrosamente, de nuevo, en el ensayo de ayer viernes, pero la moto le metió un latigazo tremendo, proyectándolo por los aires por encima de la cúpula.

PLAGADOS DE GOLPES

Márquez, que, en su vuelo, dio la sensación de estar caminando sobre las aguas, bueno, en el aire, dando casi un par de pasos, cayó con el pie izquierdo, golpeó fuertemente su tobillo, y, a partir de ahí, volvió a golpear con el otro pie y, convertido en una croqueta, abrazando su pecho con los dos brazos, diro varias vueltas sobre las escapatorias.

El piloto, que atendió a los medios 45 minutos después de protagonizar semejante accidente, reconoció que ha vuelto a tener suerte, aunque se mostró muy dolorido tanto de los brazos como de las dos rodillas, con las que golpeó tras aterrizar en tierra. "Siendo realistas, lo primero que hay que ver es cómo paso la noche y cuantos golpes me salen mañana por la mañana. Pero, si me siento más o menos bien, recuperado, creo que lo mejor es pensar que puedo acabar entre los cinco primeros puestos", empezó diciendo con el optimismo que siempre tiene. "Eso sí, me beneficiaría que lloviese pues la carrera sería menos agresiva y veloz, pero, si se tercia y recupero puestos en las primeras vueltas, incluso podría pensar en el podio. Pero, insisto, todo eso es muy prematuro decirlo ahora. Estoy bien, no me he roto nada y reconozco que ha sido una caída muy fea".

Al principio, pareció que Márquez se había hecho daño. No era para menos, tanto el latigazo, como el vuelo, como el impacto sobre el asfalto y, después en la gravilla, hicieron suponer que se podía haber golpeado la clavícula derecha, los brazos o, tal vez, dañado alguna muñeca, que el propio piloto se palpó y apretó nada más ponerse en pie, aturdido.

PEOR POSICIÓN EN CUATRO AÑOS

El doctor Ángel Charte, el médico que dirige toda la asistencia de los pilotos en el Mundial de motociclismo, el galeno de confianza de todos ellos, declaró a DAZN, nada más pasar revista, rápida, a Márquez, que podía asegurar que no suría fractura alguna "aunque, eso sí, pronto empezarán a salirle golpes por todos lados y seguiremos observándole".

Tras ese vuelo, tras esa caída, Márquez, logicamente, no pudo seguir los entrenamientos y saldrá desde la posición número 11, es decir, desde la quinta fila, que compartirá con el subcampeón italiano Andrea Dovizioso (Ducati). Esta es la peor posición de salida del campeonísimoi de Cervera (Lleida), desde el 13 puesto que ocupó, en el Gran Premio de Italia, que se disputó en Mugello, en el 2015.