+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Moto GP

 

MUNDIAL DE MOTOGP

Rossi y Lorenzo tienen miedo a hacerse daño

Los dos campeones de Yamaha critican la fecha del GP de Australia y piden que se cambie a una época con mejor clima

 

Valentino Rossi, en su box de Phillip Island (Australia). - AFP / SAEED KHAN

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
22/10/2016

Entre los dos atesoran, nada más y nada menos, que 14 títulos mundiales. Entre los dos han sumado un montón, casi el 50%, de victorias de la última década. Los dos comparten, junto a Marc Márquez y Dani Pedrosa, el privilegio de ser los grandes dominadores de los últimos Mundiales de MotoGP. Son, claro,Valentino Rossi y Jorge Lorenzo, los pilotos de Movistar-Yamaha que, el pasado domingo, por vez primera en su común vida deportiva se cayeron en el mismo gran premio, dejando a la fábrica de los diapasones aún más lejos de Honda en la lucha por el título de constructores, que no da tanto prestigio como el de F-1, pero que sí desean las grandes firmas japonesas.

Ahora, en el agitado Phillip Island (Australia), un trazado que encanta a todos los campeones porque es veloz, divertido y está en un paraje precioso, Rossi y Lorenzo han conseguido las peores clasificaciones de los últimos cinco o seis años. Rossi partirá mañana desde la 15ª posición, su peor ubicación en parrilla desde el Gran Premio de Alemania de 2011 cuando, con la Ducati, se situó en el puesto 16º. Y Lorenzo, que saldrá 12º, hace años que no ocupa un puesto tan retrasado.

TEMPORAL SOBRE PHILLIP ISLAND


Y los dos, vaya, le echan la culpa al mal tiempo. Cierto, la situación en Phillip Island este fin de semana es caótica. Da miedo. Llueve muchísimo, hace un frío invernal (la pista estaba hoy a 10 grados), a los espectadores se les escapan los paraguas que merodean por la pista, los comisarios van de cabeza, los pilotos se quedan en su box ateridos de frío, los neumáticos no se calientan (ni los compuestos más blandos) y hay muchas caídas.

Aún y con todo, los hay, como el nuevo tricampeón Marc Márquez (Honda), que vuelan, dejando a todos sus rivales a casi un segundo de distancia. Y a Rossi le ha dado por criticar la fecha en la que se celebra este gran premio, que él reclamó resituar en marzo, con mejor clima, y a Lorenzo decir que ve peligros que, al parecer, no ven otros. Tremendo. Dos campeones en apuros, dos iconos de las dos ruedas, dos pilotos admirados, repletos de excusas.

LA LENTITUD DEL 'DOCTOR'


“Nunca fui rápido”, empezó diciendo el ‘Doctor’. “Con las diferentes condiciones todo fue mal. Cometí algunos errores, pero lo que pasó es que fui lento. Sentía que estaba arriesgando y, al cruzar la meta, me daba cuenta de que iba lento, parado. Lo peor es que no sé si seremos capaces de ir rápido”, en referencia a la carrera de mañana.

“Venir aquí en invierno es una mala decisión, pero realizar la carrera dos horas más tarde para la televisión en Europa es muy peligroso, porque en Moto2 ha habido muchas caídas”, en referencia a la accidentada calificación de la categoría intermedia.

Lorenzo, siempre sincero, siempre auténtico, fue aún más duro. No encontró justificación alguna a sus malos entrenamientos. “Veo riesgos donde los demás no ven y, finalmente, la pista estaba muy peligrosa, al menos en mi opinión. Los demás tienen la confianza suficiente, quizás porque no han tenido las experiencias que he tenido yo. Cuando tienes un 80 o 90 por ciento de caídas en estas circunstancias y te haces daño, te lo piensas más veces que los demás a la hora de entrar rápido y con confianza”.

UNA PISTA PELIGROSA


Lorenzo dijo más, mucho más: “Este es el peor sitio y lugar para probar a hacerte el valiente, pues como hemos visto ha habido muchas caídas y todas a gran velocidad y peligrosas. La moto no está en su mejor momento, los neumáticos por lo que ocurrió a principio de temporada son muy duros y aquí coincidió que estamos a diez grados y, además, hay parches de agua con condiciones muy difíciles. Ojalá todos fuéramos a una para intentar cambiar de fecha esta carrera”.