+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

El hockey al revés

La inesperada victoria ante Australia, el mejor equipo del mundo, relanza las expectativas de los 'redsticks', que se apuntan al partido a partido

 

Casasayas, Alegre y Sallés celebran el gol del primero ante Australia. - EFE / ELVIRA URQUIJO

JOAN CARLES ARMENGOL / RÍO DE JANEIRO (ENVIADO ESPECIAL)
08/08/2016

Es el mundo al revés. El hockey español está en las antípodas del australiano, una potencia habitualmente inasumible. Australia es la número 1 en el ránking mundial y lleva desde Barcelona-92 subiendo indefectiblemente a todos los podios olímpicos (un oro, una plata, cuatro bronces). Pero en Río saltó una de las mayores sorpresas y los 'redsticks' (el nuevo nombre marketiniano con el que se conoce a 'La Roja' de hockey sobre hierba) derribaron la resistencia 'aussie' con un gol tempranero de Àlex Casasayas(minuto 6) y, después, una defensa a ultranza que valió la segunda victoria en el torneo (tras la goleada a la anfitriona Brasil por 7-0) y posicionarse muy bien cara a los cruces de cuartos de final, una novedad en el torneo olímpico, que siempre vivía semifinales directas.

"Creo que España no ganaba a Australia desde las semifinales de los Juegos de Pekín, en el 2008. Eso ya explica lo que significa Australia en el mundo del hockey", explica Manel Terraza, el jugador del Polo que ejerce de capitán en el renovado combinado español, dirigido desde hace un par de veranos por Fred Soyez. El técnico francés ha mantenido la esencia del juego español, pero ha tenido que lidiar con una renovación a fondo del combinado, que Terraza califica de "muy poco dulce". "Ha sido duro porque, desde Pekín, hemos bajado al puesto 11º del ránking mundial y hemos sufrido para clasificarnos para Río. Se ha renovado a mucha gente. No tenemos al tridente de delante (Amat, Freixa, Tubau), ni a Àlex Fàbregas o Ramon Alegre. Pero seguimos siendo un equipo muy fuerte defensivamente y creativo en ataque, con jugadores como Lleonart, Quemada o David Alegre", analiza Terraza, consciente de que el equipo debe mantener los pies en el suelo pese al bombazo del monumental triunfo sobre Australia (1-0).

UN EMPUJÓN MORAL


"Australia tiene un hockey que te destroza, te agota, pero tuvimos suerte de anotar muy pronto y despues sacrificarnos lo que hizo falta en defensa", cuenta Casasayas, el goleador, que espera aprovechar la inyección de confianza. "Será un empujón moral muy fuerte para intentar hacer cosas grandes en los Juegos", añade el también jugador del Polo de Barcelona.

Pero Terraza, como buen capitán, no tarda en echar agua en las brasas y bajar el suflé, apuntado como está todo el equipo al 'cholismo' de ir partido a partido, sin pensar en más. En todo caso, alcanzar en buenas condiciones (como primera o segunda de grupo) el objetivo de los cuartos de final, antesala de los puestos de podio. "Tenemos que jugar con nuestras armas, no podemos jugar con lo que no tenemos", recuerda Terraza, que solo piensa en Nueva Zelanda, otro rival austral "pero de un nivel un poco inferior a Australia, aunque tambiés es muy físico", apunta Casasayas. Luego vendrá Bélgica (que de momento comparte liderato con España) y Gran Bretaña. Tras el bombazo ante Australia, todo es posible, aunque, insiste el capitán, "en realidad no ha cambiado nada. Lo importante es el próximo partido". El 'cholismo' al poder en un hockey del revés.