+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Más difícil todavía para la ÑBA

La selección de baloncesto masculina asume que llega muy justa de preparación para su mayor desafío: despedir a la generación de Gasol y Navarro con una tercera medalla olímpica

 

Gasol, en primer plano, en el entrenamiento de la selección en Río. - MARIO RUIZ / EFE

LUIS MENDIOLA
06/08/2016

El reto ya era de por sí complicado. Conquistar una tercera medalla olímpica es una gesta enorme para la selección de baloncesto masculina, ese grupo bautizado coloquialmente como la ÑBA, que rozó la gloria en Pekín y Londres ante las estrellas de la NBA. Pero el listón ha subido unos centímetros más para el equipo de Sergio Scariolo, el vigente campeón europeo, que ha llegado más que justito de preparación al primer encuentro que le enfrentará este domingo a la insolente Croacia, un bloque de talentosos jugadores, entre ellos los NBA Bogdanovic, Saric y el exazulgrana Hezonja, que han acabado de creérselo y dejaron en la cuneta a la Italia de Messina en el Preolímpico.

“Nos ha faltado como mínimo una semana, así que hemos tenido que ir muy acelerados en el tramo final. Eso nos obligará a estar muy concentrados desde el primer día”, admitió el seleccionador español, el hombre que condujo a España a la última plata olímpica, la de Londres 2012; y a sus tres títulos europeos, los de Polonia 2009, Lituania 2011 y Francia 2015, y que entre lesiones (Marc Gasol) bajas (Ibaka) problemas físicos (Rudy, Navarro) e imposibilidad de contar con todos sus hombres en la por problemas de seguros en los nuevos contratos de Pau Gasol con los Spurs (se ha perdido 20 días del mes largo de concentración), de Abrines (faltó una semana para firmar con los Thunder) y Willy Hernangomez (fichó por los Knicks).


CINCO JUEGOS DE NAVARRO

Esos días de menos en una preparación muy floja con seis partidos sin demasiado nivel y dos derrotas frente a Lituania, tendrán que ser compensados con dos aspectos que a esta selección le sobran: carácter y talento, según reconoció Juan Carlos Navarro, el hombre que en Río alcanzará la cifra de los cinco Juegos Olímpicos, una frontera solo reservada para unos cuantos elegidos en el mundo de la canasta. “Tendremos que tirar de experiencia para que no se note la falta de rodaje”, explicó el capitán barcelonista.

El otro aspecto diferencial al que se refirió tanto Scariolo como el propio Navarro es más tangible: el acierto de Pau Gasol, el hombre que lideró a la selección al título europeo el pasado verano, que intenta recuperar a marchas forzadas su mejor momento de forma. “Si tenemos alguna opción de poder ganar medalla será porque Pau estará a su mejor nivel, cuando llegue el momento de optar por ella. Hasta ahí tiene que llegar, con su contribución importante, porque tiene que darla, porque si no, no llegaremos; pero sin abusar.

“Pau no tiene techo y es un ganador nato. Espero que nos ayude, porque es un torneo largo, que empieza ya. Tenemos ganas de empezar. Y de que España vibre con nosotros", admite, por su parte, su gran amigo, Juan Carlos Navarro.


GRUPO DURÍSIMO

Así que al margen de ser competitivos, el objetivo de Scariolo será dosificar cuanto pueda a los jugadores para que no lleguen fundidos a la fase de los cruces. “Tenemos que mantener el equilibrio entre competir y seguir hacia adelante, en el presente; con llegar a poder tener a la gente todavía bien, con energía, a la hora de afrontar los cuartos de final, a los que esperamos llegar”, explicó el técnico italiano que calificó como “durísimo”, el grupo en el que compite España junto a Brasil, el anfitrión, Nigeria, Lituania y Argentina.

"La final, sin duda, es algo que todos queremos. Me gustaría. No soy de firmar nada. Aquí tienes que trabajar y competir y luego el campeonato te pondrá donde mereces", admitió, por su parte, Pau Gasol, que no rehuyó su papel protagonista en el equipo. “Soy consciente del papel que tengo en este equipo, que es importante pero no es una cuestión solo mía, es una cuestión de todos, y esa será la única forma de conseguir nuestro objetivo”, reflexionó el nuevo jugador de los Spurs que considera que una medalla, sea cual sea el color, será un gran resultado.