Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MONESTERIO // sentencia de la sala primera de la audiencia provincial de badajoz

Condenado a 16 años de cárcel el autor del asesinato de un joven

El juez considera que no ha mostrado «el más mínimo arrepentimiento». La defensa del inculpado mantiene que recurrirá este fallo ante el TSJEx

 

Dieciséis años de cárcel. Esa la pena impuesta por el juez a José J. V., el vecino de Monesterio condenado por asesinar al joven Ismael Iglesias de una puñalada en el corazón el 21 de julio del 2017 en el transcurso de una disputa en el paseo de Extremadura de la localidad. La Sala Primera de la Audiencia Provincial de Badajoz hizo ayer pública la sentencia, en la que su presidente, José Antonio Patrocinio, considera que no concurre imponer la pena mínima de 15 años con la que se castiga el asesinato (el máximo es de 20 años), porque el acusado una vez cometida la agresión mortal, intentó volver a agredir a la víctima y porque no ha mostrado «un mínimo y sincero arrepentimiento o sentimiento de pesar» ni siquiera durante el juicio, llegando a no reconocer que lo había matado intencionadamente «cuando todas las pruebas así lo evidencian abrumadoramente».

Asimismo, el juez le impone el abono de costas y que indemnice en concepto de responsabilidad civil a la pareja de Ismael Iglesias con 90.000 euros, a los padres de la víctima con 35.000 euros a cada uno y a su hermana con otros 20.000 euros. Tampoco podrá aproximarse a menos de 300 metros de ninguno de ellos, de sus domicilios, lugares de trabajo u otros que frecuenten, ni comunicarse por cualquier medio por un tiempo superior en 8 años a la pena de prisión impuesta.

El pasado 25 de enero, un jurado popular declaró culpable de asesinato a José J. V. Tras el veredicto, la fiscalía elevó la pena solicitada para el condenado de 12 años y medio a 15 años de prisión, mientras que la acusación particular que representaba a los padres de la víctima y la que actúo en nombre de la pareja del fallecido ratificaron sus peticiones de 15 y 20 años, respectivamente. La defensa solicitó la absolución argumentando que el acusado actúo en legítima defensa.

En su fallo, el presidente magistrado asume que tras encontrarse el acusado con Ismael Iglesias, su pareja y otros familiares de esta última, se inició una discusión, en la que al final quedaron únicamente el fallecido y el condenado, que golpeó al primero con un bastón hasta que este logró arrebatárselo y propinarle varios golpes. Durante la disputa, José J. V. sacó una navaja de su pantalón y estando ambos de frente, y de forma «inesperada y sorpresiva», se la clavó a la altura del tórax, sin que el joven tuviera posibilidad de defenderse, causándole una herida mortal.

Asimismo, la sentencia recoge que por el hecho de que el ataque se produjo por sorpresa existe alevosía y desestima que el condenado actuara de tal modo por sentir «un miedo insuperable». Tampoco tiene en cuenta la atenuante de trastorno psíquico, pues cree probado que obró sabiendo lo que hacía.

Contra esta sentencia cabe recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx). El letrado de la defensa, Enrique González Vallejo, señaló ayer que, como ya anunció tras el veredicto del jurado popular, recurrirá el fallo, al entender que no se había apreciado el atenuante por trastorno mental que inicialmente el Ministerio Fiscal como los forenses reconocieron.

Las noticias más...