Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LOS GUADALPERALES 3 CADA AÑO incluye GRANDES PLATAFORMAS

Daniel López ha montado el belén que recibe más visitas de toda la localidad

Es un trabajo que para ser real cuenta incluso con peces vivos

REDACCIÓN GUADALPERALES
29/12/2018

 

La pasión por los belenes le viene desde pequeño, aunque fue a los 12 años cuando Daniel López decidió montar su propio Nacimiento «a lo grande». Así lo explica este joven de Los Guadalperales, que cada año instala grandes plataformas en el patio de su casa para llenarlas de figuras, estructuras, vegetación y luces para hacer las delicias de grandes y pequeños, y los colegios organizan excursiones para visitarlo.

López recuerda que el primer Misterio que tuvo se lo regaló su abuela, por lo que para él tiene un gran valor sentimental ya que «es el que ella montaba con mi madre y mis tíos». El portal completo de este año ha tardado en montarlo casi dos semanas; comenzó a realizar las construcciones, a pesar en el enfoque que le dará ese año «porque me gusta introducir alguna novedad», dice. Entre los materiales empleados destaca el corcho, que moldea con un cútter, y la escayola. Luego, les da las capas de pintura necesarias para que adquieran un aspecto más realista. Y así monta este belén compuesto por unas 500 piezas, y va cobrando vida cada año, entre cascadas y ríos con agua en movimiento, y efectos de luz y sonido para dar vistosidad a las estrellas, nieve, humo o fuego. Tanto es así, que por el río nadan peces «de verdad», añade. Su casa está abierta estos días para quien quiera visitarlo en la calle Brieva de Los Guadalperales, «ya que yo disfruto estos días viendo que los demás también».