+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Halladas cuatro serpientes y un coatí muertos

Desmantelan un taller ilegal de taxidermia en Villafranca de los Barros

 

Las cuatro serpientes y un coatí muertos. - GUARDIA CIVIL

EUROPA PRESS
09/06/2016

La Guardia Civil ha desmantelado un taller ilegal de taxidermia en la localidad pacense de Villafranca de los Barros, a raíz del hallazgo de cuatro serpientes y un coatí muertos en el interior de un contenedor de la población.

Según informa la Guardia Civil, a principios del pasado mes de mayo, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Hornachos tuvo conocimiento del hallazgo de cuatro serpientes y un coatí muertos en el interior de un contenedor de basura.

Fue entonces cuando comenzaron unas investigaciones que han dado como resultado la identificación de un vecino de Aceuchal, que tenía en una parcela unos 50 animales, de unas 20 especies exóticas, autóctonas y domésticas.

Agentes del Seprona comprobaron que los animales aparecidos en el contenedor de Villafranca poseían microchip, con el que se pudo identificar al propietario de los animales, un vecino de Aceuchal.

Este hombre fue localizado en una parcela de esta localidad, en la que Seprona halló una colección de animales y determinó que varios de ellos, que habían muerto, habían sido entregados a un taxidermista para que los naturalizara.

Posteriormente, en Villafranca de los Barros el Seprona visitó una cochera, donde se hallaron varios trofeos de caza mayor y menor, así como productos y utensilios "que evidencian la actividad y dedicación a la taxidermia".

Ante los hechos, su responsable reconoció haber recibido los animales muertos de un vecino de Aceuchal, pero al comprobar que estaban en mal estado, los tiró a un contenedor de basura, "sin pensar en la ilegalidad y en la alarma social que originó".

En la citada cochera se intervinieron numerosos trofeos de caza y utensilios utilizados para la taxidermia.

El Seprona de Hornachos instruyó diferentes actas por infracciones en materia CITES (Comercio internacional de especies amenazadas), a la vez que hizo partícipe al Servicio de Sanidad Animal de la Junta de Extremadura de las irregularidades detectadas, tanto en la taxidermia ilegal como en las instalaciones que albergaban los animales.