+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

AYUDAS A FAMILIAS

El economato de Cáritas Monesterio recibe 360 litros de aceite de oliva de la obra social de La Caixa

El colectivo contribuye en la alimentación de cuatro familias

 

Belén y otras voluntarias de Caritas con una de las cajas de aceite. - CEDIDA

Rafael Molina
21/11/2020

Cáritas Parroquial de Monesterio ha recibido 360 litros de aceite de oliva, --valorados en unos 1.500 euros--, por parte de la obra social de La Caixa. Según ha manifestado el párroco de la localidad, Miguel Ángel García, el destino final de este producto; “siguiendo el espíritu de caridad, de todas las Cáritas Parroquiales”;  serán las familias más vulnerables con las que actualmente colabora esta entidad, tanto en Monesterio, como en las localidades de Fuente de Cantos y Montemolín. En apoyo a los productores locales, el aceite ha sido adquirido en la cooperativa ganadera San isidro de la localidad.

Belén Pecellín, coordinadora de Cáritas Monesterio, ha agradecido en nombre de “los beneficiarios finales”, esta aportación, que se suma al resto de contribuciones alimenticias que “el pueblo dona a Cáritas”, para socorrer a aquellas familias que peor lo están pasando. En este sentido, la coordinadora de la entidad, explica que actualmente atienden a cuatro familias del municipio, a quienes, “mensualmente se entregan todos los alimentos que puedan necesitar”. En los últimos días, manifiesta Belén, “miembros de otras dos familias a las que estábamos atendiendo, han sido contratados por el ayuntamiento”, con lo que, al verse mejorada su situación económica han dejado de recibir esta prestación.

Coordinación

El proceso de selección de beneficiarios se realiza, según Belén Pecellín, en colaboración con los Servicios Sociales. “Existe un baremo de ingresos, miembros que componen la unidad familiar y necesidades”, sobre el que se prioriza a la hora de prestar estas ayudas. En este sentido, la coordinadora de Cáritas Monesterio, “reconoce” la gran “colaboración” del vecindario, ya que sus aportaciones en forma de alimentos no perecederos son la “principal fuente de financiación de este proyecto”.

Para donar alimentos solamente hay que acudir al templo parroquial. Allí, junto al altar se ubican los cestos en los que los que se depositan los alimentos “que realmente se necesitan”. A través de carteles, Cáritas anuncia cuales son los suministros esenciales de los que se carece, con la intención de “tener reservas de todo tipo de alimentos de primera necesidad”.

Navidad

Ahora que se acercan las fechas navideñas. Cáritas Parroquial lanza un llamamiento para que aquellas personas que lo deseen, además de sus aportaciones en alimentos no perecederos, depositen “dulces típicos de estas fiestas”. La intención es que “nadie”, pese a su situación económica, se quede sin este tipo de productos propios de la Navidad.-