+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PRIMERA FASE DEL PROYECTO DE ADECUACIÓN DE LA PLAZA MARGARITA XIRGU

Las obras de acceso al teatro romano estarán listas para el inicio del festival

El consorcio las está ejecutando por su cuenta, tras la renuncia de la adjudicataria. Se está preparando la zona para entrar al monumento, donde se celebra el certamen

 

Estado que presentan las obras de la plaza Margarita Xirgu, junto al teatro romano. - EL PERIÓDICO

DAVID CERRATO
15/07/2020

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida está desarrollando por su cuenta los trabajos de la primera fase del proyecto de adecuación de la plaza Margarita Xirgu, consistentes en la remodelación y adecuación de la zona de acceso al teatro romano, después de que la empresa adjudicataria haya comunicado que no continuará con los trabajos. El organismo asegura que estás intervenciones estarán listas para el inicio del festival internacional de teatro clásico, que arrancará su 66ª edición el próximo 23 de julio.

Según informan a este diario fuentes del consorcio, la finalización de las obras se ha prolongado como consecuencia del estado de alarma decretado a raíz de la pandemia de covid-19, ya que desde el 16 de marzo y hasta el 20 de abril las intervenciones estuvieron paralizadas. Tras este período, la empresa que estaba ejecutando la obra comunicó la «imposibilidad de continuar con los trabajos», por lo que el propio organismo, siguiendo la ley de contratación, está actuando por su cuenta en la zona de recepción y entrada al teatro, así como en la taquilla y la zona de acceso.

Cabe recordar que el consorcio adjudicó el contrato para el proyecto de adecuación de la plaza Margarita Xirgu (áreas de servicio del teatro y anfiteatro romano) a la empresa Padilla y Zazo S.L.U. por 321.553,51 euros (IVA incluido), lo que supuso una reducción con respecto al presupuesto base de licitación que fue de 407.318,54 euros. La adjudicataria tenía un plazo de cinco meses para ejecutar los trabajos.

El proyecto incluía la unificación del diseño del mobiliario urbano de la plaza, así como la generación de zonas de descanso para los usuarios, además de la instalación de papeleras, farolas y fuentes de agua potable en diferentes puntos para hacerla más atractiva para el ciudadano. Entre otras intervenciones, se llevaría a cabo la instalación de una «fuente seca» en cada una de las superficies de uso estancial para refrescar el ambiente en las épocas más calurosas del año.