+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS DEL CORONAVIRUS

La residencia de mayores de Monesterio designa los jueves como único día de visita

Hay que pedir cita previa los martes y cumplir un protocolo de higiene

 

Usuarios del centro. - CEDIDA

Rafael Molina
25/05/2020

En una reunión mantenida entre el alcalde de Monesterio, Antonio Garrote, y la responsable de la empresa Serycuma, encargada de gestionar los pisos tutelados, se han establecido las normas y día de visita, para que los usuarios puedan recibir a sus familiares en este centro de titularidad municipal, una vez alcanzada la Fase 2 de desescalada.

Desde que comenzó el estado de alarma, los usuarios únicamente han podido comunicarse con sus familiares por teléfono, o a través de videoconferencia. A partir de esta semana podrán reencontrarse con sus seres queridos, “aunque manteniendo el distanciamiento social, sin besos y sin abrazos”, un día a la semana, durante veinte minutos.

Los jueves

Quienes deseen visitar a sus mayores deberán solicitar cita previa, al teléfono 685 410 931. Estas citas hay que pedirlas los martes, con la intención de establecer los turnos de visita, que se realizarán los jueves, en horario de mañana y tarde. Cada usuario dispondrá de veinte minutos para el reencuentro con su familiar. Solo podrá acudir una persona, aunque podrá rotar con otros miembros de la familia en visitas sucesivas. Para que el contacto se realice de manera “segura y sin contacto con otras personas”, la dirección de los pisos tutelados, ha habilitado una habitación en el edificio nuevo.

Protocolo

Una vez en el centro, los visitantes deberán seguir un protocolo que “impide el contacto físico con el usuario”. Milagros Delgado, detalla este protocolo que incluye el “uso de obligatorio de mascarilla” y la “desinfección de manos y calzado” a la entrada al edificio. Se ha diseñado un circuito limpio, con entrada desde la calle Vista Hermosa. Además todos los visitantes serán “sometidos a la toma de temperatura corporal” por parte de las cuidadoras. Además se impide que acudan con comida, regalos y otros objetos.