Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

La mujer actualmente sigue en tratamiento psicológico y psquiátrico

El Supremo ratifica una condena de dos años por una agresión sexual en un hotel de Mérida

Recrimina al TSJEx que absolviera al acusado basándose en el testimonio de un amigo implicado en los hechos

Rocío Entonado Arias
02/12/2019

 

El Tribunal Supremo ha ratificado una condena de dos años de prisión para un hombre acusado de agredir sexualmente y golpear una mujer en la habitación de un hotel de Mérida. Los hechos ocurrieron en el año 2016 y el acusado, A.J.M.N., ya fue condenado por la Audiencia Provincial de Badajoz por un delito consumado de agresión sexual y dos de lesiones y daños. Pero recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) y finalmente fue absuelto. Una absolución que ahora revoca el Supremo, que carga además contra el TSJEx por basarse en el testimonio de un amigo implicado en los hechos para exculparle.

A.J.M.N. también tendrá que hacer frente a una multa de 1.200 euros y pagar una indemnización de 2.560 a la víctima, cantidad que incluye la pantalla del teléfono móvil que rompió para que no pudiera pedir ayuda. La mujer actualmente sigue en tratamiento psicológico y psquiátrico por trastorno ansioso-depresivo.

La agresión tuvo lugar en la habitación 401 del hotel Tryp Medea de la capital autonómica. El condenado llamó a la víctima para mantener un encuentro sexual concertado de una hora a cambio de cien euros. Ella no era prostituta, pero según contó en el juicio, aceptó porque necesitaba el dinero para comprar los libros de sus hijas. Cuando llegó, se encontró con un segundo varón en la terraza de la habitación y manifestó su negativa a consumar el encuentro. El condenado le dijo que este solo quería mirar pero ante la insistente negativa de la mujer, que trató de salir de la habitación, la amenazó y la golpeó para que cumpliera lo acordado. “Tú no sabes quién soy yo, soy una persona importante”, llegó a decir para intimidarla. El acusado también consumió cocaína e intentó echar alguna sustancia en un café de la mujer, que analizado posteriormente arrojó un resultado de 1,6 gramos de alcohol por litro.

Por estos hechos, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz (con sede en Mérida), dictó sentencia condenatoria contra A.J.M.N. en febrero de 2018, teniendo en cuenta tanto la declaración de la mujer (que consideró “muy creíble”) como los informes médicos recopilados en la fase de instrucción. El condenado recurrió el fallo ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJEx, que lo absolvió en otra sentencia dictada en mayo. Frente al pronunciamiento de la Audiencia Provincial, el TSJEx consideró “incoherente e inconsistente” el relato de la mujer y se basó en la declaración del otro varón que estaba presente en la habitación para pronunciarse, algo que ahora el Supremo critica duramente.

“No es posible revocar una sentencia condenatoria dudando de la credibilidad de la víctima por unas pretendidas contradicciones que ni siquiera se especifican y sustentando la absolución del acusado en lo declarado por un amigo suyo directamente implicado en los hechos, y desconociendo otras muchas pruebas objetivas de cargo de naturaleza testifical, documental e incluso pericial”, reconoce el fallo del Alto Tribunal, que se pronuncia después de que la Fiscalía presentara un recurso de casación contra la sentencia del TSJEx.

Las noticias más...