+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

FALLO JUDICIAL

Las trabajadoras de Aprosuba 14 de Olivenza, grabadas por un compañero, creen injusta la sentencia

 

F. L. BADAJOZ
28/05/2019

Parte de las trabajadoras del centro de 'Aprosuba 14 Plena Inclusión' de Olivenza han mostrado hoy su indignación por el fallo de la Audiencia Provincial de Badajoz según el cual se rebaja la pena de prisión al compañero de trabajo que las grabó con un vídeo oculto en los aseos del centro en diciembre del año 2013. Esta mujeres señalan a través de una carta dirigida a este periódico que aceptan la sentencia, como no puede ser de otra manera, pero no la comparten y muestran su desacuerdo con una decisión judicial que no les parece justa. 

El autor de los hechos fue condenado en primera instancia en el año 2017 a una pena de 3 años de prisión por haber grabado sin consentimiento a 23 mujeres tanto en el trabajo como en su ámbito familiar, pero su recurso a la Audiencia Provincial de Badajoz ha sido atendido según el fallo hecho público hoy, de manera que se tiene en consideración el atenuante "muy cualificado" de confesión apreciable en todos los delitos objeto de la condena. Además, la sentencia deja sin efecto la apreciación de la circunstancia agravante de abuso de confianza en dos de los delitos. El acusado ya tuvo como atenuante en la sentencia anterior que tiene diagnosticado una cuadro neurótico patente que influye de forma relevante en su capacidad volitiva.

Las trabajadoras de  'Aprosuba 14 Plena Inclusión' señalan que este nuevo fallo "ha sido un jarro de agua fría" para ellas ya que estaban de acuerdo con la anterior sentencia del juzgado de los penal número 2 de Badajoz. Aducen que desde hace 5 años "ha habido un antes y un después en nuestras vidas. Nuestra intimidad fue violada en múltiples grabaciones que se realizaron durante años y hemos pasado por una situación psicológica y personal muy desagradable". Según añaden, "nuestro empeño ha sido siempre que se hiciera justicia y que estos hechos no se repitieran ni afectaran a otras mujeres". Por ello, concluyen, "solo queremos mostrar nuestra indignación como mujeres, como trabajadoras, como madres, como víctimas, ya que nos sentimos desprotegidas".