+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PANDEMIA DE CORONAVIRUS

El 15% de los pacientes graves por covid tienen factores genéticos o inmunes

Dos estudios de 'Science' señalan las alteraciones del interferón (una proteína) para predecir la gravedad "Nadie está libre de sufrir el coronavirus de manera grave y acabar en la uci", advierte una genetista

 

La unidad de cuidados intensivos (uci) del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, el pasado 21 de abril. - FERRAN NADEU

BEATRIZ PÉREZ
24/09/2020

Detrás de aproximadamente 15% de los casos graves de covid-19 podría haber factores genéticos e inmunológicos. Hasta ahora, la edad, el sexo y la presencia de patologías previas eran los principales factores asociados a un peor pronóstico de la enfermedad, pero todavía era una incógnita por qué algunos jóvenes enferman de manera grave.

Ahora, dos estudios publicados este jueves en la revista 'Science' identifican las alteraciones del interferón tipo 1 como un marcador para predecir la severidad del coronavirus en la población. El interferón es una proteína producida por el sistema inmunológico y tanto los factores genéticos (en un 3,5% de los casos) como los factores inmunológicos (en un 11,5%) impiden que este funcione correctamente, pudiendo llevar al paciente a la unidad de cuidados intensivos (ucis).

Lo que este estudio principalmente prueba es, en palabras de Aurora Pujol, genetista y profesora ICREA del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (el Idibell, institución que ha participado en uno de los estudios), que "nadie está libre de sufrir un covid-19 grave y acabar en la uci".

"Hemos encontrado a muchos pacientes jóvenes sin patologías previas que han sufrido un covid-19 muy severo. Y estos pacientes tienen unas variantes en el genoma que destruye la capacidad de respuesta de la vía del interferón tipo 1, que es la primera defensa de lucha contra muchos virus", explica Pujol, quien matiza que estos pacientes acaban en la uci porque "su cuerpo no produce suficiente respuesta antiviral del interferón tipo 1". "Es como si en la primera muralla de defensa contra el invasor no hubiera nadie para dar la alarma al sistema inmune".

Análisis de genomas

El consorcio internacional Covid Human Genetic Effort, liderado por la Universidad de Rockefeller de Nueva York, ha analizado los genomas de 659 pacientes graves de covid-19 y ha encontrado una alta frecuencia de mutaciones en genes que afectarían a los niveles de interferón y a las proteínas que lo producen en las células pulmonares responsable de su actividad. En concreto, se han detectado alteraciones genéticas en ocho genes importantes en la respuesta inmune contra los virus, mientras que un grupo similar de pacientes asintomáticos o leves no tenían estas mutaciones.

"Este hallazgo sirve para demostrar que la medicina genómica es importante no solo para las enfermedades genéticas raras, sino también para otras patologías frecuentes y para entender el amplio abanico individual de respuesta a las enfermedades en general, y a las infecciones en particular. El covid-19 era el reto de los últimos años", señala Pujol.

Conocer la importancia de estas alteraciones en la respuesta a la infección puede convertirse en una herramienta terapéutica y preventiva importante, y será muy útil para el desarrollo de ensayos clínicos con interferón en esta población de riesgo a desarrollar una neumonía severa.

Según los resultados de los ensayos clínicos, se podrá activar el cribado de pacientes con defectos en la vía del interferón y tratarlos de manera personalizada con medicina del siglo XXI. "El covid-19 nos debería servir para aprender y estar mejor preparados en las próximas pandemias", opina la genetista del Idibell.

"Ahora que conocemos una de las causas moleculares de por qué algunas personas jóvenes desarrollan formas graves de la enfermedad, podemos afinar nuestras opciones terapéuticas, como el tratamiento con interferón", dice la genetista.

Los resultados del primer estudio son el fruto de una colaboración entre cientos de centros hospitalarios que estuvieron recogiendo muestras en los momentos más crudos de la primera ola de la pandemia y de investigadores que han secuenciado y analizado los datos incluso desde el confinamiento. Aparte del Idibell, este estudio también ha contado con la participación de especialistas del Vall d'Hebron Institut de Recerca (VHIR).

Anticuerpos contra el sistema inmune

Los resultados genéticos se complementan con los de un segundo estudio publicado también hoy en 'Science' y donde los científicos del mismo consorcio, en este caso con la participación del Idibell y el Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa, han encontrado que un 10,2% de los pacientes que desarrollan una forma severa de covid-19 estarían generando anticuerpos contra su propio interferón. Es decir, estarían boicoteando la funcionalidad del sistema inmunitario. Este fenómeno reduciría la actividad de las citoquinas (un tipo de proteínas) producidas, causando un efecto similar al de las mutaciones descritas en el primer estudio.

Por lo tanto, los dos trabajos reforzarían la importancia del interferón en la respuesta inmunitaria contra el coronavirus ya que deficiencias en su funcionamiento, sean genéticas o por la generación de autoanticuerpos, estarían detrás de al menos un 15% de las neumonías graves. Sin embargo, no se descarta que este número pueda aumentar en un futuro al estudiar otros elementos implicados en este tipo de respuesta inmunitaria o sus vías antagónicas, que podrían estar estimuladas.