+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

"la amenaza es real"

Alemania alerta de que el turismo puede causar rebrotes

El ministro de Sanidad alemán manifiesta su preocupación por las imágenes de sus compatriotas en Baleares y les pide precaución

 

Turistas en Magaluf, Mallorca, la noche del 12 de julio. - ENRIQUE CALVO (REUTERS)

EL PERIÓDICO
13/07/2020

Las vacaciones veraniegas en Europa pueden propiciar rebrotes de la Covid-19 si se incumplen las normas básicas para impedir la propagación del coronavirus. Así lo ha alertado este lunes el gobierno alemán, país que ejerce este semestre la presidencia de turno de la Unión Europea (UE). "La pandemia no ha pasado. Estamos en medio de ella" , ha advertido el ministro germano de Sanidad, Jens Spahn, quien como presidente de turno del Consejo de ministros europeos de ramo ha insistido en que "el peligro de una segunda oleada es real".

Spahn ha hecho especial énfasis en la situación de sus compatriotas en las Baleares. El ministro alemán ha manifestado su preocupación ante la situación en la de Mallorca, habitual lugar de vacaciones de numerosos alemanes, hasta tal punto que se la llama la "17 región" de su país, que cuenta con 16 Estados federados. Los alemanes representan el 27% de los turistas en Baleares, un archipiélago donde el turismo contribuye al 35% del PIB.

Las imágenes difundidas este fin de semana en medios alemanes de turistas de fiesta en Mallorca sin mascarilla ni respetando la distancia física de precaución se convirtieron en virales. A ellas se ha referido el ministro para ilustrar el peligro que puede suponer para la salud propia y de los demás el "bajar la guardia" en las medidas contra la pandemia. El empleo de la mascarilla en espacios cerrados y en exterior cuando no se pueda mantener una distancia de seguridad con otras personas son las reglas básicas dentro de la fórmula "AHA" (por sus siglas en alemán"), recordó Spahn: "distancia, higiene, mascarillas".

"Tenemos que tener mucho cuidado de que el Ballermann no sea un segundo Ischgl", ha agregado el ministro comparando un conocido local de El Arenal, en Mallorca, y la localidad austríaca en la que se produjeron contagios del coronavirus que a principios de año se propagaron en varios países europeos.

"La amenaza de una segunda ola es real" ha afirmado Spahn, que teme una nueva alza de casos en Alemania al retorno de los turistas de sus vacaciones en el extranjero. Alemania tenía el lunes 198.963 casos oficiales de infecciones con el nuevo coronavirus (+159 en 24 horas) y 9.064 fallecimientos (+1), según el instituto Robert Koch.

"La movilidad hace más fácil la propagación del virus", ha insitio el ministro. Y ha apostado por ser "razonable" antes que proceder a la reintroducción de prohibiciones en un llamamiento destinado a evitar que los desplazamientos que ya han comenzado y que continuarán durante las próximas semanas sean el origen de una nueva oleada de propagación de la Covid-19.