Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Un derecho humano

Cada año 100 millones de personas entran en pobreza extrema por el coste de la sanidad

La OMS denuncia las desigualdades y exige invertir en atención primaria

EL PERIÓDICO
06/05/2019

 

Alrededor de 100 millones de personas al año en todo el mundo entran en situación de pobreza extrema por el coste de la atención sanitaria, según ha estimado la Organización Mundial de la Salud (OMS), que anima a impulsar la inversión en Atención Primaria (AP) para "facilitar el acceso a los más vulnerables, construir sociedades más equitativas y ayudar a las economías a crecer".

"Nadie debería tener que decidir entre la medicina de su madre y la educación de su hijo. La salud es un derecho humano. Necesitamos una AP sólida para poder detectar, examinar y tratar, así como proporcionar información y asesoramiento a las comunidades para prevenir y tratar estas enfermedades", ha señalado el director regional de la OMS para el Pacífico Occidental, Takeshi Kasai.

En esta región, la OMS lamenta que "demasiadas personas" carecen de acceso a los servicios sanitarios que necesitan. "Para algunas, los servicios están demasiado lejos. Otras no saben cuándo ni dónde buscar atención. Otras temen el estigma y la discriminación. Muchas simplemente no tienen suficiente dinero", recogen.

GASTO POCO EFICIENTE

Al respecto, calculan que una de cada dinco familias en esta zona gasta más del 10% de sus ingresos en la sanidad. En los países de ingresos medios del Pacífico Occidental, casi la mitad del costo de la sanidad es sufragado por los pacientes, mientras que en los países de ingresos altos los servicios sanitarios se financian predominantemente con fondos públicos. "Aunque el gasto gubernamental en salud está aumentando en general, los fondos no siempre se utilizan de la manera más eficiente", advierte Kasai.

Por otra parte, el organismo advierte de la "crisis" de las enfermedades no tranmisibles: cuatro de cada cinco muertes en el Pacífico Occidental están causadas por este tipo de patologías, como cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas, mientras que más de 100 millones de personas sufren problemas mentales. "Las enfermedades no transmisibles serán devastadoras si no invertimos ya en Atención Primaria", comenta el responsable de la OMS.