+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS SANITARIA

Las aulas de hospital pacense, listas para recibir pacientes esta semana

 

Zona docente convertida en hospital. - SANTI GARCÍA

Fernando León Rejas
31/03/2020

El Hospital Universitario de Badajoz ha habilitado ya el Área Docente cedida por la Facultad de Medicina como segundo itinerario de Urgencias para acoger pacientes con coronavirus, se espera que «en esta semana», según ha manifestado en una visita a las instalaciones el director médico, Eduardo Jinénez, acompañado por Dolores Donoso y Agustín Borrego, jefes de celadores.

Las nuevas dependencias, que se encuentran en la planta sótano del edificio de consultas externas con acceso independiente desde el exterior, está listo para funcionar, «pendiente solo de los últimos detalles, de instalar algún monitor y de concluir la formación del personal que se hará cargo de esta zona».

También funcionará en esta semana el punto de realización de tests sin bajar del coche, en el exterior del hospital, con un sistema de citación periódica programada que ya anunció la semana pasada el director asistencial, Jesús Salas,

Para su funcionamiento, se instalará a la entrada del hospital un punto de triaje, en el que se tomará la temperatura y se harán unas preguntas a los usuarios, para derivarlos a un itinerario de Urgencias para casos habituales, el servicio de siempre, o a un segundo solo para pacientes con coronavirus, en el citado área docente.

Este segundo itinerario de Urgencias contará con tres facultativos, uno en la Zona de Admisión para derivar a los pacientes a observación en salas de sillón, de camas o de parada, según su estado, así como cinco enfermeros, 5 auxiliares y 5 celadores, 18 en total por turno.

Este servicio funcionará «hasta nivel UCI». El hospital tiene dos unidades UCI con 15 camas cada una, explicó el director médico. Además, se ha reforzado el servicio de limpieza.

Toda la zona ha sido adaptada tras retirar el mobiliario de las aulas los días 14 y 15 para habilitar tres salas de observación, la 1 con 10 sillones, las 2 y 3 con 10 camas cada una, las tres con separaciones entre puestos con mamparas; otra sala de parada con dos camas y dos equipos con carros completos y oxígeno, una de almacén para materiales, wifi y vestuarios en la zona de limpio, donde el personal no podrá mezclarse ni pasar a la sucio y viceversa, «con el fin de evitar contagios», explicó Jiménez.

El director médico expresó que «hasta ahora, hemos tenido tiempo para reordenar los recursos por si llega el momento de que se requieran», si bien, añadió, a preguntas de este diario que «la situación está aceptablemente controlada».

Al final de la visita, los tres mandaron un mensaje a la población: «Que la gente se quede en caso es el mejor medio de evitar el contagio».