+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRAS 16 MESES DE VIAJE

El avión Solar Impulse II completa la vuelta al mundo

La aeronave ha aterrizado esta madrugada en Abu Dabi tras una travesía de 40.000 kilómetros

 

Los pilotos Bertrand Piccard (derecha) y Andre Borschberg, junto al Solar Impulse, este martes en el aeropuerto de Abu Dabi. - AP / CHRISTOPHE CHAMMARTIN

EFE / ABU DABI
26/07/2016

El avión Solar Impulse II, movido únicamente por energía del sol, ha logrado completar este martes la vuelta al mundo tras aterrizar en el aeropuerto internacional de Abu Dabi a las 04.05 hora local (02.05 horas de la madrugada en España). La aeronave inició su viaje en Abu Dabi en marzo del 2015.

"Este momento es muy especial para nosotros, hemos completado este viaje paso a paso y estamos muy emocionados con la llegada a Abu Dabi", ha explicado nada más llegar al aeródromo emiratí André Borschberg, el segundo piloto del avión solar que fue pilotada por Bertrand Piccard en la última etapa entre Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

El Solar Impulse ha completado en este tiempo una travesía de 40.000 kilómetros, en 17 vuelos, para lo que ha necesitado más de 500 horas sobrevolando el mar de Arabia, India, Myanmar, China, los océanos Pacífico y Atlántico, Estados Unidos, el sur de Europa y el norte de África.


LOGRO HISTÓRICO

Tras descender del avión, Piccard, quien fue recibido en la escalerilla del avión por Borschberg, ha asegurado que la vuelta al mundo realizada por el avión solar suponía "no es un logro en la historia de la aviación, sino en la historia de la energía". "Hemos recorrido 40.000 kilómetros sin combustible", ha subrayado antes de advertir de que no se puede aceptar un "mundo contaminado".

Entre el sonido de las gaitas de la orquesta de Abu Dabi, que recibió el Solar Impulse a pie de pista, Borschberg ha explicado que la última etapa del viaje, entre El Cairo y Abu Dabi, ha sido todo un reto por las altas temperaturas, que han obligado a "reajustar parte del equipo del avión" debido a la menor densidad del aire. Otro desafío fue el que suposo la travesía sobre el Pacífico, "el periodo más largo volando". Todo ello le ha supuesto mucha satisfacción. "Me siento realizado", ha confesado Borschberg.