+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

MÁS AUTONOMÍAS LO ESTUDIAN

Canarias sigue a Galicia y prohíbe fumar en espacio abiertos

La mayoría de las comunidades valoran ya esta medida, también Cataluña

 

Canarias sigue a Galicia y prohíbe fumar en espacio abiertos -

EL PERIÓDICO
13/08/2020

El Gobierno de Canarias ha acordado este jueves la prohibición de fumar en los espacios abiertos si no se cumple la distancia física de seguridad e impone el uso obligatorio de la mascarilla. El presidente, Ángel Víctor Torres, ha impulsado esta medida para frenar el covid-19. El ejemplo de de Galicia ha prendido en muchas autonomías y la idea de prohibir fumar en espacios abiertos cuando no se pueda garantizar la distancia de seguridad ya se extiende por toda la geografía española. 

Tras la decisión de la Xunta de Alberto Núñez Feijóo, la mayoría de las comunidades autónomas ya estudian la medida, como Catalunya, Comunitat Valenciana, Castilla y León, Castilla y La Mancha, Aragón, La Rioja, Cantabria, Baleares, Navarra y Asturias. En otras como Madrid se ha llegado a barajar, Andalucía ha encargado un estudio y Euskadi también está de acuerdo.

En Cataluña, "el debate está sobre la mesa". Sin embargo, desde una óptica personal, el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon se ha mostrado contrario a las prohibiciones tajantes o a la amenaza de las multas. "¿Queremos ser una sociedad madura sí o no? A veces vale más la persuasión que la obligación. Como con las vacunas. No podemos obligar, tenemos que centrarnos en sensibilizar a la sociedad sobre su importancia", ha comentado subrayado, según informa Valentina Raffio.

Fumar o no fumar

"El Gobierno de Asturias valora esa medida. En los próximos días conoceremos las posibilidades de poder adoptarla", ha reconocido este jueves su portavoz, la socialista Melania Álvarez. Desde la Castilla-La Mancha, su vicepresidente José Luis Martínez Guijarro admitía que puede ser una medida "positiva" para atajar el virus. "Fumar nunca es bueno, pero pedimos a los ciudadanos que sea cual sea la normativa fume con la máxima responsabilidad y mantenga las distancias. Cuando se exhala el humo, se emiten más partículas que al respirar", avisaba.

En esta línea, la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, también se ha mostrado de acuerdo con la medida gallega, y ha recordado que el Gobierno Vasco "ya lo planteó en su momento". "Un fumador, al exhalar el humo, puede emitir virus a mayor distancia que en una respiración normal, por lo que estamos totalmente de acuerdo con esa medida", ha señalado. Baleares tampoco descarta sumarse. La consellera de Salud, Patricia Gómez,  ha admitido que están "viendo gente joven o mayor que aprovecha el momento de fumar para no llevar la mascarilla (...) Es una medida más que está encima de la mesa y por supuesto se valora como muchas otras buenas practicas".

En Aragón, una de las comunidades más afectadas por el aumento de casos y brotes, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha reconocido que la decisión de la Xunta "no se descarta" en la región: "La estamos valorando como todas las medidas de otras comunidades autónomas". 

Por su parte, el sector tabaquero español -agrupado en la Mesa del Tabaco- ha manifestado este jueves que a día de hoy "no existen estudios científicos concluyentes" que avalen la prohibición de fumar en calles, bares y terrazas que ha impuesto Galicia, como medida para evitar el coronavirus. 

Madrid mira a Moncloa

La Comunidad de Madrid también está de acuerdo y, de hecho, ya barajó la posibilidad, aunque los servicios técnicos lo desaconsejaron al entender que esa decisión se debía adoptar desde el Gobierno central.

Enrique Ruiz Escudero admite que en el seno del Gobierno regional se valoró, a propuesta de la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, si se podía establecer esa recomendación como prohibición. "Tuvimos esa duda de si aumentar en cuanto la restricción", admite.

No obstante, Madrid tiene como criterio que cualquier decisión que sirva para evitar riesgo de contagio en concentración de personas incluso cuando se cumpla la distancia de seguridad están "totalmente de acuerdo". "Si uno quiere fumar, que lo haga en otro entorno", ha llegado a comentar.

Informe en Andalucía

Por su parte, la Junta de Andalucía ha encargado un informe a fin de conocer si existen "evidencias científicas" que recomienden la prohibición. "Mientras no tengamos suficiente información no podemos tomar una medida de este porte basándonos en beneficios desde el punto de vista científico cuando aún no tenemos claro que exista esa evidencia", ha sostenido el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre.

En cualquier caso, el consejero andaluz de Salud ha explicado que cree que fumar en espacios públicos "no tiene una trascendencia clínica muy notable" aunque no quita que hayan pedido "un pequeño informe para darle rigor desde el punto de vista científico".

Extremadura y Murcia no

Extremadura no tomará medidas "de momento". El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha indicado que la región no se está planteando esta medida, aunque está "pendiente" de lo que digan los expertos. "No nos parece a nosotros que los brotes estén relacionados con ese tipo de cuestiones, por lo tanto, probablemente no sea el momento para ponerlo en marcha y, en segundo lugar, las medidas, si se ponen en marcha son para cumplirlas", ha sostenido Vergeles a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa en Mérida.

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, tampoco piensa en adoptar medidas de este tipo. "De momento" no se contempla, ha señalado, aunque ha recalcado que las decisiones que adopta el Ejecutivo murciano son diarias y en base a un análisis exhaustivo basado "exclusivamente" en criterios sanitarios. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que los fumadores pueden ser más vulnerables a infectarse y pueden aumentar la posibilidad de transmisión de covid-19 toda vez que fumar implica tocarse los labios con los dedos.