+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

AUMENTO DE LA TEMPERATURA

Los corales de la Gran Barrera australiana, en estado crítico

El 95% de la sección norte están afectados por un peligroso emblanquecimiento

 

Un arrecife coralino afectado por el emblanquecimiento en el noreste de Australia. - AFP

EL PERIÓDICO
29/03/2016

l 95% de los corales de la sección norte de la Gran Barrera australiana, el mayor arrecife del mundo y un centro de biodiversidad sin igual, se encuentran afectados por un peligroso emblanquecimiento o decoloración motivado por el aumento de latemperatura y de la acidez del agua, según un análisis efectuado por investigadores de la James Cook University (JCU), en el estado de Queensland.

La situación es peor de lo esperado, dicen los autores. "Hemos visto (en un reconocimiento aéreo) enormes niveles de blanqueo en unos 4.000 kilómetros de la franja norte de la Gran Barrera", declara el investigador de la JCU y coordinador del análisis, Terry Hughes, tras un recuento efectuado entre la ciudad de Cairns, en el noreste de Australia, y el estrecho de Torres, ya en el límite con Nueva Guinea.


De los 520 corales examinados, solo cuatro, menos del 5%, se salvaban de proceso de pérdida de color. La situación, añade Hughes, es mucho peor que en los episodios de 1998 y el 2006, que ocasionaron una gran mortandad de corales.

"Aún es demasiado pronto para precisar cuántos morirán, pero a juzgar por el blanco en los corales calculo que la mitad de ellos morirá el mes próximo, más o menos", advierte el investigador.

Los corales mantienen una relación simbiótica especial con un género de algas microscópicas llamadas zooxantelas (Zooxanthallae), que les satisfacen de sus necesidades energéticas y les confieren el vistoso color. Cuando el agua se calienta demasiado, el coral expulsa las zooxantelas y se blanquea hasta morir en el plazo aproximado de un mes, pero si el agua se enfría antes, sobrevive y recupera el color.

Justin Marshall, experto en la materia de la Universidad de Queensland, declaró a la emisora local ABC que el cambio climático es responsable del blanqueo y criticó al Gobierno por hacer caso omiso de las pruebas presentadas desde 1998 de la existencia del efecto invernadero. "Era inevitable que este fenómeno de blanqueo pasase y ahora ha ocurrido, Necesitamos unir a la comunidad mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero", insistió Marshall.

La salud de la Gran Barrera australiana, que alberga 400 tipos de coral, 1.500 especies de peces y 4.000 variedades de moluscos, comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.