+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

La defensa del maquinista del tren siniestrado en Angrois insiste en la responsabilidad de Adif

Los peritos de la aseguradora reclaman un análisis integral de riesgos

 

Curva de Angrois, donde se produjo el accidente del tren Alvia, en julio del 2013. - EFE / Lavandeira jr

18/10/2016

El abogado Manuel Prieto Romero, que se ocupa de la defensa del maquinista del tren Alvia accidentado en Angrois, Francisco José Garzón Amo, que chocó en Santiago el 24 de julio del 2013, ha considerado que las declaraciones de los peritos muestran que "hay una responsabilidad de Adif". Por ello, ha considerado que debería cambiar la petición del fiscal y el juez, que mantienen como único imputado al conductor de ese convoy tras el accidente en que murieron 80 personas y otras 140 resultaron heridas.

El letrado ha considerado que las comparecencias ante el juez de los peritos Frans Heijnen y James Robert Catmur, que elaboraron informes periciales para QBE, la aseguradora de Renfe, deberían cambiar las peticiones tanto de juez como de fiscal.

En su opinión, los testimonios de esta mañana de los peritos "ratifican totalmente su informe" que indica que es "obligatorio hacer un análisis integral de riesgos que no se ha hecho". Con todo, "el riesgo era intolerable", y ese es un aspecto que para el letrado de la defensa "ha quedado totalmente ratificado".

Según ha explicado Prieto, "no existe ningún análisis de riesgo hecho de la zona del accidente, incluido en los nuevos documentos" presentados a principios de este mes, a pesar de que Adif sostiene lo contrario, ha remarcado. Ha insistido así en que en el momento del descarrilamiento "la seguridad no existía" en las vías, y la misma "se había quedado exclusivamente en manos del maquinista".

ERRORES HUMANOS SIN EVITAR


De este modo, ha señalado que "uno de los elementos que hay que valorar" es que los riesgos no se habían estimado de la forma correcta, mientras que "no se puede dejar la seguridad de una línea ferroviaria exclusivamente en lo que pueda hacer un maquinista", ya que de este modo se pueden dar errores humanos que serían evitables mediante la tecnología.

Ha lamentado que el de julio del 2013 en la capital gallega haya sido el primer accidente con fallecidos en las líneas de alta velocidad española" y el "único accidente prácticamente en toda Europa, en el cual el 100% de las personas que iban a bordo sufrieron lesión o fallecieron".

En tal sentido se ha manifestado tras las declaraciones de los peritos, que se han extendido durante tres horas, después de que dichas comparecencias, previstas para el pasado 5 de octubre, se aplazasen hasta este lunes por haberse incorporado a la causa nueva documentación.

A principios de este mes, Adif presentó en el juzgado de instrucción número tres de Santiago unos 300 folios relacionados con el análisis de riesgos y el cambio significativo de velocidad en la línea en la que descarriló el tren, por lo que algunas de las partes solicitaron el citado aplazamiento.

El magistrado podría contemplar en esta jornada la posibilidad de que los tres peritos comparecientes mantengan un 'careo' para contraponer sus respectivos informes, una vez finalizadas las declaraciones de esta mañana.