+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

en arizona

Detenida una mujer por torturar a sus 7 hijos adoptivos para convertirlos en estrellas de YouTube

Machelle Hackney los hacía grabar una serie titulada 'Aventuras Fantásticas' y si se olvidaban el guion los torturaba

 

Machelle Hackney. -

EL PERIÓDICO
20/03/2019

Una mujer de Arizona (EEUU) que tenía su canal en YouTube miles de suscripciones fue arrestada por maltrato y abuso físico a sus siete hijos adoptados, a quienes obligaba a actuar.

Machelle Hackney, de 48 años, fue detenida después de que agentes de la policía del condado de Maricopa descubrieran, tras ser alertados por la hija biológica de la mujer, a varios niños encerrados en armarios, deshidratados y desnutridos, como consecuencia de los castigos que les impuso la mujer, entre otras razones, por olvidar sus guiones o no actuar según sus instrucciones.

Los menores dijeron a los oficiales de policía que habían sido rociados con gas pimienta, golpeados, obligados a tomar baños de hielo y que fueron encerrados durante días en un armario sin comida, agua o acceso a un baño.

Los menores le dijeron a la policía que tenían sed y hambre. Mientras los oficiales hablaban con uno de los niños, éste bebió tres botellas de agua en tan solo 20 minutos mientras les relataba como Hackney los había rociada con gas pimienta en numerosas ocasiones, según el reporte policial.

El Departamento de Servicios para Niños (DCS, por sus siglas en inglés) se hizo cargo de la custodia de Hackney.

Cuando la policía registró la casa encontraron dos latas de gas pimienta en la habitación de la madre adoptiva, un armario con un cerrojo de seguridad y un cuarto sin ventanas, con muebles, mantas, ropa o juguetes dentro.

Los niños le dijeron a DCS que la mujer los sacó de la escuela para que grabara la serie Aventuras Fantásticas, que difundía en su canal de YouTube, algunos de cuyos vídeos tienen millones de visionados.

Los niños aseguraron que no habían estado en la escuela desde hace años.