Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ESTAFA MÉDICA

Detenida la polémica investigadora Almudena Ramón por estafar un millón con falsos tratamientos medulares

La Guardia Civil la ha arrestado junto a su pareja en una operación desarrollada en ValeHace unos años ya puso en marcha un cuestionado proyecto de micromecenazgo para lograr 700.000 eurosncia.

NACHO HERRERO
31/05/2018

 

La polémica y mediática investigadora Almudena Ramón ha sido detenida junto a su pareja en el transcurso de la Operación Summas de la Guardia Civil, según ha podido saber EL PERIÓDICO de fuentes cercanas al caso, por los supuestos delitos de estafa agravada y contra la salud pública por los que se cree que han estafado más de un millón de euros a más de un centenar de personas, entre ellos cuatro menores, sólo en València con falsos tratamientos para curar lesiones medulares.

Nacida en Valladolid, Ramón publicó en 2000 en la revista Neurón un trabajo que supuestamente probaba cómo ratas parapléjicas recuperaban la movilidad tras haberseles aplicado en la médula deñada unas células de su bulbo olfatorio, previamente cultivadas y tratadas. 

Después, la investigadora lo intentó con monos en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia pero la dirección abortó el experimento por el sufrimiento del animal, lo que desembocó en diversas denuncias por acoso laboral que no prosperaron. 

En 2012, puso en marcha un proyecto de micromecenazgo para conseguir 700.000 euros para aplicar en cinco personas esas mismas investigaciones, algo que puso en alerta a las autoridades sanitarias tanto por el método elegido para buscar financiación como por las expectativas irreales que estaba despertando. Lo hizo a través del 'Proyecto Lázarus', que puso en marcha el padre de un joven afectado y que recibió apoyo médiático entre otros de David Villa, que le dio su apoyo con un mensaje de Twitter.

Después, continuó la promoción de su técnica en presentaciones públicas y entrevistas con medios de comunicación. Ahora Ramón trabajaba en la clínica CIMERM (Centro de Innovación Médica en Regeneración Celular) en la que según la Guardia Civil ofrecían un tratamiento dividido en cuatro fases que comenzaba con el pago de 4.000 euros y seguía con abonos de más de 50.000 euros. En una entrevista en TVE en 2015 presumía de los avances de un menor al que estaban tratando en Elche.

"Trabajamos para la mejora y curación de personas con lesión de la médula espinal", explicaba la web, ahora desactivada. Los agentes constataron que los tratamientos que realizaban consistían en masajes terapéuticos y administración de productos homeopáticos, a excepción de varios botes con sustancias líquidas que se están analizando para determinar su composición.

Según la Guardia Civil, el "elemento fundamental" de la difusión y captación de posibles víctimas se hacía a través de la web de la clínica, existiendo solamente la posibilidad de contacto con ellos a través del sistema de mensajería de esa página.

"En todo momento, y a pesar de que en la web se difundía de manera genérica las fases de la supuesta terapia, el secretismo y falta de claridad en lo ofertado hicieron sospechar a los investigadores y autoridades sanitarias de la verdadera finalidad de la terapia", añaden desde el cuerpo.

A las víctimas se les hacía una promesa futura de curación aprovechando su vulnerabilidad debido, en muchos casos, a la situación de irreversibilidad de su lesión. Las víctimas estaban dispuesta a realizar importantes desembolsos económicos para el sometimiento a la terapia, con el fin de llegar a alcanzar esa mejora o curación que se difundía.

Los detenidos advertían a los posibles pacientes de que si no contrataban sus servicios y dado que ellos eran los únicos que ofertaban ese tratamiento, nunca volverían a atenderlos, según ha constatado la Guardia Civil. Durante el transcurso de la investigación se han aportado varios testimonios de víctimas que coinciden en haberse sentido engañadas por los detenidos. Se sospecha que puede haber más afectados porque se ofrecían la misma terapia en Elche..

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.