Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN MÁLAGA

Detenido por maltrato animal un matrimonio que tenía hacinados a 39 gatos y 13 perros

Los animales, con signos de abandono y desnutrición, ya están en manos de asociaciones protectoras de la zona

JULIA CAMACHO / SEVILLA
19/07/2016

 

Una denuncia de una protectora de animales puso sobre la pista a la Policía Nacional de lo que ocurría en una vivienda en el centro de Vélez Málaga, donde residían hacinadas decenas de mascotas. Dentro, los agentes encontraron un grotesco escenario de animales "desnutridos, sucios y enfermos", por lo que los propietarios, un matrimonio de nacionalidad española de 53 y 58 años, han sido detenidos acusados de maltrato animal. Los animales, tras una primera atención veterinaria, se encuentran ya repartidos entre varias protectoras de Málaga y Granada, aunque tres de ellos han necesitado someterse a una intervención urgente.

La pareja propietaria del inmueble se enfrenta ahora a un delito de maltrato animal, penado con hasta un año de cárcel. Los agentes justifican su detención en que al entrar en la casa “quedó patente que habían causado un dolor considerable a un número importante de animales, sufrimiento que se hubiera evitado con una asistencia mantenida en el tiempo y ajustada a dichas condiciones”.

En la vivienda residían 39 gatos y 13 perros, según contabilizaron los agentes, que iban acompañados por un veterinario clínico, que pudo constatar que varios de los animales necesitaban asistencia “urgente” debido al abandono, la falta de higiene y situación de desamparo en la que se encontraban”. La mayoría de ellos, según la Policía, carecía del chip identificativo obligatorio y no hay constancia de que se hubieran sometido a controles veterinarios, puesto que no tenían cartillas sanitarias.

ATADO A LA CAMA


La peor parte se la llevaron dos canes. Una perrita Yorkshire Terrier de unos siete años, que presentaba “hipotermia, anorexia, deshidratación, signos de hipertensión y queratitis ulcerativa en ambos ojos”. “Estaba en muy malas condiciones”, insisten los agentes. El animal sufría una alopecia troncal y facial, con una severa artrosis en una de sus extremidades posteriores que le hacía moverse con torpeza, pese a lo cual no estaba sometida a tratamiento veterinario, por lo que necesitó “un tratamiento conservador y una operación de urgencia”. Tampoco recibía seguimiento especializado un caniche que padecía epilepsia y que los agentes hallaron, muy débil, atado a una pata de la cama en la habitación de los detenidos, donde sospechan que llevaba largo tiempo. Esa falta de movimiento desembocó en una debilidad y dificultad ambulatoria que “actualmente no tienen tratamiento”. También los gatos, en su mayoría persas de distintas capas, presentaban un estado de salud “lamentable, siendo también víctimas de abandono y desnutrición”.

Los animales rescatados han sido reubicados en diversas protectoras y asociaciones defensoras de los animales de las localidades malagueñas de Estepona, Torrox, el núcleo de Torre del Mar, en Vélez-Málaga; y Los Romanes, en la zona del municipio de Viñuela; así como de Motril (Granada).

Las noticias más...