+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

SEGÚN DATOS DEL INE

Los divorcios a partir de los 60 años se doblan en España en una década

Las rupturas en el periodo (2005-2014) han pasado de 3.636 a 8.205

 

Una pareja de jubilados descansa en un banco, a las afueras de París. - REUTERS / CHRISTIAN HARTMANN

EL PERIÓDICO
26/10/2016

Los divorcios de personas mayores de 60 años se han doblado en España en los últimos 10 años. Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que mientras que en el 2005 se registraron 3.636 rupturas en el 2014 la cifra de divorcios se elevó a 8.205. También se han incrementado los matrimonios en el que al menos uno de los dos cónyuges tenía 60 años o más en esta década: 1.013 mujeres y 3.175 hombres en el 2005 y  2.025 mujeres y 5.850 hombres en el 2014. 

Respecto al aumento de los divorcios Begonya Enguix, antropóloga de la Universitat Oberta de Cataluña (UOC) los principales motivos de este aumento son “la pérdida de relevancia de los discursos religiosos, la mayor esperanza de vida de las personas y la creciente tendencia social a no hacer de la familia el único ámbito de soporte vital”. 

CAMBIOS DE MODELO

Las relaciones afectivas han experimentado un gran cambio en los últimos 40 años. Según la antropóloga “las personas que ahora tienen 60 años, seguramente llevan casadas desde hace 35 y, es posible, que ahora quieran desligarse de la relación no solo porque padecen el desgaste del tiempo sino también porque quieren liberarse de la presiones de las presiones bajo las cuales se van casar y de los modelos de género tradicionales”. En el caso de los hombres, hay otros motivos que les llevan a divorciarse. El sociólogo de la UOC Francesc Núñez lo razona de la siguiente manera: “Cuando llegan a los 60 años están más satisfechos con su vida, poro creen que todavía pueden encontrar una mejor después del divorcio”. 

Los expertos también analizan el incremento de los matrimonios entre este grupo de edad. Pese que en esta etapa es más difícil enamorarse, no es imposible porque, según Núñez, “hay muchas relaciones que no acaban funcionando y cuando una persona acaba harta de su manera de vivir, es más fácil redescubrir el amor en otra persona”. La antropóloga Enguix añade, además, que  el aumento de la esperanza de vida hace que las edades se miren con nuevos ojos, pese a que hay muchos estereotipos sociales sobre las edades “convenientes” para el amor.