+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

COVID-19

Es mejor una mascarilla casera que no llevar ninguna

Los médicos lo aconsejan, no para protegerse del coronavirus sino para evitar contaminar a otros

 

Una mujer lleva puesta una mascarilla. - EFE / NARENDRA SHRESTHA

AFP
31/03/2020

Es mejor una máscara casera que ninguna máscara: a pesar de la falta de certeza científica, esto es lo que los médicos aconsejan al público en general, no para protegerse del coronavirus sino para evitar contaminar a otros.

"Este es un punto importante: muchas personas piensan que usar una máscara los protege de la contaminación, mientras que en realidad reduce las fuentes de transmisión", ha dicho el profesor KK Cheng, especialista en salud pública en la Universidad de Birmingham (Inglaterra).

"Funciona si todos usan una, y en este caso, una máscara muy básica es suficiente, porque un trozo de tela puede bloquear las proyecciones" de las gotas salivales contaminadas emitidas por un paciente, agrega. "No es perfecto, pero es mucho mejor que nada".

El profesor Cheng considera que esta protección colectiva es aún más importante, ya que en el caso del coronavirus, todos pueden ser contagiosos sin saberlo: "No sabemos la proporción, pero los pacientes transmiten el virus incluso sin síntomas".

Sin estudios científicos

"No está claro si las máscaras caseras reducirían la transmisión, ha habido muy poca investigación al respecto", explica el profesor Benjamin Cowling, epidemiólogo de la Universidad de Hong Kong.

En el 2013, un estudio de la Universidad de Cambridge concluyó que, en caso de una pandemia de gripe, "las máscaras caseras solo deben usarse como último recurso", pero "que son mejores que ninguna protección".

E incluso los médicos que los recomiendan insisten en que esto no debe ocultar las medidas de barrera, como lavarse las manos.

Escasez

Desde el comienzo de la epidemia de coronavirus, muchos países occidentales han reiterado que el uso generalizado de máscaras no es necesario. Una posición que, vista desde Asia, sorprende.

"El gran error en Estados Unidos y Europa, en mi opinión, es que las personas no usan máscaras", ha comentado el viernes el jefe del Centro Chino para el Control y Prevención de Enfermedades, Gao Fu, en una entrevista con la revista 'Science'.

"Poner una máscara no está en la cultura occidental", analiza el profesor Cheng, según el cual puede haber tenido mucho peso también otro parámetro: el temor de que una recomendación oficial lleve al público en general a arrojarse sobre las máscaras reservadas para los cuidadores (máscaras quirúrgicas y más máscaras protectoras porque son filtrantes, llamadas FFP2).

"Si la gente piensa que usa una máscara para protegerse, puede provocar una escasez", dice el profesor Cheng.

"Hay una evidente falta de máscaras quirúrgicas, y nadie quiere decirle a la gente: 'No podemos equiparlo, equiparse usted mismo'", agrega el neumólogo Nicolas Hutt, que practica en Alsacia, una de las regiones francesas más afectadas.

También hace un llamamiento a la población para que use "máscaras alternativas, fabricadas o producidas por industrias" que no sean médicas.

Tutoriales para hacer una mascarilla

Los tutoriales para hacer máscaras hechas a mano circulan ampliamente en internet, a veces realizados desde los hospitales. En Francia, la Asociación de Normalización (Afnor), adscrita al Ministerio de Industria, publicó un manual de usuario el viernes.

En los últimos días, varios países europeos han publicado una nueva posición sobre el uso de máscaras. Es obligatorio en la República Checa y Eslovenia, y Austria anunció el lunes que quería generalizarlo en los supermercados.

El sábado, durante una larga conferencia de prensa para evaluar la epidemia, el primer ministro francés Edouard Philippe dijo que era "muy consciente de la importancia de las mascarillas".

Poner a la industria textil a fabricar

Las autoridades francesas llevan semanas diciendo que no eran necesarias si no se estaba enfermo. Pero, ahora, el jefe de gobierno ha anunciado que se alentaría a las empresas especializadas en "textiles y papel" a "crear nuevas máscaras" para "usos muy específicos".

Estarán destinadas a "todos aquellos que, aunque no sean personal médico (...), puedan encontrar en las mascarillas una buena forma de equiparse, tranquilizarse, protegerse y luchar contra la epidemia".

Algunas, incluso, podrían estar firmadas por grandes nombres de lujo: Chanel dijo el sábado que quería producir "primeras máscaras de protección (...) tan pronto como se hayan aprobado los prototipos y las materias primas".