Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

INMIGRACIÓN

España es el país de la UE que nacionalizó más inmigrantes entre el 2009 y el 2014

La mayor parte procede de Latinoamérica, seguidos de africanos

EL PERIÓDICO
07/09/2016

 

En torno a cinco millones de personas obtuvieron la ciudadanía de alguno de los Estados miembros de la UE (28) entre el 2009 y el 2014, según datos publicados por Eurostat. De ellos, aproximadamente uno de cada seis (843.673) se convirtió en ciudadano español, lo que sitúa a España como el país europeo que más inmigrantes nacionalizó en ese periodo, seguido de Francia e Italia.

El último 'Focus on Spanish Society', editado por Funcas, señala que, si se tiene en cuenta el tamaño de la población, la concesión de la ciudadanía española entre el 2009 y el 2014 ocupa el cuarto lugar tras Luxemburgo, Suecia e Irlanda, tres países pequeños. Al margen del caso extraordinario de Luxemburgo, la proporción de nacionalizados en Suecia e Irlanda es de 2,6% y 2%, mientras que en España la cifra es de 1,8%.

REQUISITOS MENOS ESTRICTOS


La mayor parte de los nacionalizados españoles procede de Latinoamérica. Casi dos de cada tres personas (64%) que obtuvieron la ciudadanía española en el 2013 y el 2014 eran de Suramérica y Centroamérica. No hay que olvidar que los requisitos para los latinoamericanos son menos estrictos que para otros inmigrantes: los primeros pueden solicitar la ciudadanía española tras dos años de residencia y sin necesidad de renunciar a la nacionalidad previa, mientras que los inmigrantes no latinoamericanos deben acreditar 10 años de residencia para iniciar el proceso, además de renunciar a su nacionalidad anterior.

También es destacable el número de africanos nacionalizados, que ascendió a 88.000 entre el 2013 y el 2014. La mayor parte de ciudadanías concedidas en Francia e Italia corresponden a inmigrantes africanos, mientras que en Suecia predominan los procedentes de Asia.

Las noticias más...