+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Un estudio revela que la hidroxicloroquina aumenta el riesgo de arritmias y muertes

Los investigadores aseguran que no tiene ningún beneficio para los pacientes de coronavirus El tratamiento con este medicamento incrementa las complicaciones graves del ritmo cardiaco

 

Una caja de hidroxicloroquina. - NARINDER NANU (AFP)

EL PERIÓDICO
22/05/2020

El presidente de EEUU, Donald Trump, aseguró el pasado martes que lleva "dos semanas" tomando hidroxicloroquina, como posible cura al coronavirus. "No te vas a morir ni a enfermar. Yo llevo cerca de una semana y media y aquí sigo", afirmó el mandatario estadounidense. Sin embargo, el mayor estudio sobre este fármaco y su análogo, la cloroquina, viene a quitarle la razón al líder de los republicanos y apunta a que, además de no ofrecer ningún beneficio a los pacientes de coronavirus, puede provocar un mayor riesgo de complicaciones graves del ritmo cardíaco en estos pacientes y de muerte.

El estudio ha analizado datos de casi 15.000 pacientes de covid-19 que fueron medicados con estos medicamentos y a los que se realizaron cerca de 81.000 controles. Las principales conclusiones es que surte efecto como cura del coronavirus. Es más, puede poner en peligro la vida del que lo consume incrementando el riesgo de sufrir complicaciones en el sistema cardiaco y de morir.

"Este es el primer estudio a gran escala que encuentra pruebas estadísticamente sólidas de que el tratamiento con cloroquina o hidroxicloroquina no beneficia a los pacientes con covid-19. En cambio, nuestros hallazgos sugieren que puede estar asociado con un mayor riesgo de problemas cardíacos graves y un mayor riesgo de muerte. Los ensayos clínicos aleatorios son esenciales para confirmar cualquier daño o beneficio asociado con estos agentes. Mientras tanto, sugerimos que estos fármacos no deben utilizarse como tratamientos para covid-19 fuera de los ensayos clínicos", explica Mandeep R. Mehra, autor principal del estudio y director ejecutivo del Centro de Enfermedades Cardíacas Avanzadas del Hospital Brigham and Women's de Boston (Estados Unidos).

Tasa de mortalidad

Ambos medicamentos se utilizan para tratar enfermedades autoinmunes como el lupus y la artritis, aunque se detecto que pueden tener efectos antivirales, lo que les hizo candidatos a ser analizados como posibles tratamientos. Para ello, el equipo de investigadores comparó los resultados de los pacientes que habían sido tratados con estos medicamento y, posteriomente, con un grupo de control formado por más de 80.000 pacientes que también tenían coronavirus.

Una de las principales conclusiones fue que existía un mayor riesgo de morir en el hospital si sehabía medicado a los pacientes con la hidroxicloroquina o con la cloroquina. De los tratados con cloroquina o hidroxicloroquina sola, alrededor de uno de cada seis pacientes había muerto, mientras que del resto de pacientes esta cifra se reducía a uno de cada 11. Si, además, estos medicamente se combinaban con un macrólido, la tasa de mortalidad aumentaba a más de uno de cada cinco en el caso de la cloroquina y casi uno de cada cuatro en el de la hidroxicloroquina.

Arritmias

El equipo también encontró que las arritmias cardíacas graves, que hacen que la cámara inferior del corazón lata rápida e irregularmente, eran más comunes en los grupos que recibían estos tratamientos.

El mayor aumento se observó en el grupo tratado con hidroxicloroquina en combinación con un macrólido, en el que el 8 por ciento de los pacientes desarrollaron una arritmia cardíaca en comparación con el 0,3 por ciento de los pacientes del grupo de control. Tras tener en cuenta los factores demográficos y las condiciones preexistentes, el equipo calculó que el tratamiento con esta combinación de fármacos se asocia con un aumento de más de cinco veces del riesgo de desarrollar una arritmia cardíaca grave mientras se está en el hospital (por ejemplo, un aumento del 0,3% al 1,5% sería atribuible al régimen de medicamentos tras el ajuste por otros factores clínicos).