Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA NUEVA MOVILIDAD

Francia incluye los patinetes eléctricos en el código de tráfico

Limita su velocidad a 25 kilómetros por hora y prohíbe su uso en aceras

EFE
25/10/2019

 

Los patinetes y dispositivos eléctricos de movilidad personal forman desde este viernes parte del código de circulación en Francia, que ha limitado su velocidad a 25 kilómetros por hora y ha prohibido su uso en aceras.

El decreto, publicado este viernes en el Boletín Oficial, define la utilización de estos dispositivos que se han colado en el día a día de las grandes ciudades en Francia en el último año y medio, provocando en ocasiones accidentes, algunos de ellos mortales.

A partir de este sábado, todas estas máquinas deberán circular en los carriles bici y pistas verdes, bajo riesgo de multas de 135 euros en caso de usar la acera.

Cuando no sea posible, podrán acceder a carreteras donde la velocidad está limitada a 50 kilómetros por hora, pero siempre en el sentido de la circulación y llevando casco y chaleco reflectante.

El texto, que entra en vigor este sábado 26 de octubre mientras que las partes más técnicas se aplicarán a partir del 1 de julio de 2020, concibe multas de hasta 1.500 euros y 3.000 euros en caso de reincidencia a los usuarios que conduzcan con aparatos preparados para superar los 25 kilómetros la hora.

PARA MAYORES DE 12 AÑOS

Los dispositivos deberán llevar además un sistema de frenos, de advertencia sonora y luces de posición en la parte trasera y delantera.

Su uso queda limitado a los mayores de 12 años y solo el conductor del patinete podrá montar en él, en caso contrario, la multa será de 35 euros.

El decreto limita además casos extremos pero que se ven a menudo en las grandes aglomeraciones como agarrarse a un vehículo para ser remolcado o utilizar auriculares durante la conducción.

Regula además el uso de chalecos reflectantes en condiciones de baja luminosidad.

Ciudades como París, donde se estima que el número de patinetes eléctricos asciende a 15.000, han sido más duras en la aplicación de reglas municipales: la capital aplicó este verano una limitación de velocidad de 20 kilómetros la hora y prohibió además su aparcamiento en aceras.

Las noticias más...